TIROTEOS EN EE.UU.

Repudio a los Trump por sonreír mientras sostienen a bebé huérfano de la masacre en El Paso

Las repercusiones de los tiroteos de la semana pasada no dejan de poner presión sobre la Casa Blanca, mientras los Trump parecen querer omitir el llevar a cabo acciones para regular las armas.

EBf0oi7XUAEe7xE

Una reacción de enojo generalizado ha despertado en redes sociales después de que la primera dama de los Estados Unidos, Melania Trump, publicara en su cuenta de Twitter una foto en la que ella y el presidente Donald Trump posan sonrientes, él con el pulgar para arriba y ella sosteniendo a un bebé cuyos padres fueron asesinados por el tirador de El Paso.

Andre y Jordan Anchondo fueron asesinados a tiros el sábado pasado junto con varias otras víctimas por un joven con motivos racistas y xenófobos y que se declaraba abiertamente un fanático de Trump.

El niño huérfano, llamado Paul, había sido llevado de vuelta al hospital, según los informes, a petición de la Casa Blanca durante la visita de los Trump el miércoles. De acuerdo a medios locales, el tío del bebé, de pie junto a Donald Trump, es un partidario del mandatario, al igual que el padre fallecido, aunque ambos son de ascendencia latina.

El bebé resultó herido en los dedos de una mano cuando su mamá trató de protegerlo de las balas, falleciendo al instante y cayendo sobre él.

Miles de personas expresaron su repudio a los Trump por esta imagen y por la forma en la que han abordado los tiroteos. La retórica racista y xenófoba de Trump ha empoderado a ultranacionalistas blancos que atacan cada vez más a los inmigrantes.

En declaraciones a NPR el tío, Tito Anchondo, dijo: “Creo que la gente está malinterpretando las ideas del presidente Trump. Mi hermano apoyó mucho al presidente”.

Solo para la foto

Los asistentes de Trump y de la Casa Blanca no permitieron que la prensa ingresara al hospital mientras el mandatario y su esposa estaban adentro, diciendo que “no era una sesión de fotos”.

El presidente no se reunió con ninguno de los ocho sobrevivientes que aún se recuperaban en el hospital. Tres no pudieron porque están en una condición demasiado delicada o no hablan inglés, según el hospital. Cinco rechazaron que se les acercara.

Según publica The Guardian, los médicos del Del Sol Medical Center en El Paso, donde algunos de los sobrevivientes aún están siendo tratados, dijeron más tarde que el presidente parecía “carecer de empatía” después de alardear durante la visita de que atrajo a una multitud más grande en un mitin en enero en la ciudad que uno de Beto O’Rourke.

Trump también visitó Dayton, Ohio, donde nueve personas murieron en un ataque por separado. Más tarde tuiteó que el alcalde Whaley y el senador de Ohio Sherrod Brown habían “tergiversado” su visita.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje