BRASIL

Juez brasileño bloqueó el decreto de Bolsonaro sobre las tierras indígenas

La justicia brasileña bloqueó el traspaso de poderes sobre las decisiones de tierras indígenas al Ministerio de Agricultura.

Juez brasileño bloqueó el decreto de Bolsonaro sobre las tierras indígenas
Juez brasileño bloqueó el decreto de Bolsonaro sobre las tierras indígenas

El juez Luis Roberto Barroso, del Supremo Tribunal Federal (STF), suspendió un decreto del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, para transferir la demarcación de tierras indígenas al Ministerio de Agricultura.

Así la demarcación de tierras vuelve a ser responsabilidad de la Fundación Nacional del Indio (Funai) vinculada al Ministerio de Justicia, aunque se trata de una decisión provisional y deberá ser analizada ahora por el pleno del STF.

Barroso pidió que el caso se analice con urgencia.

Una de las primeras medidas que tomó Bolsonaro al asumir su cargo a principios de año fue transferir los poderes de la Funai al Ministerio de Agricultura, dirigido por Tereza Cristina Dias, que fue líder de la bancada ruralista en la Cámara de Diputados.

La medida despertó fuertes criticas y manifestaciones durante estos meses ya que, entre otras cosas, el mandatario facilitaba el uso de tierras indígenas al agronegocio.

El Congreso bloqueó el primer decreto de Bolsonaro con el que intentó transferir esos poderes de la agencia de asuntos indígenas al Ministerio de Agricultura en enero pasado, pero el mandatario emitió otro decreto temporal la semana pasa para insistir con el traspaso de las competencias al Ministerio de Agricultura. Esta última medida es la que fue bloqueada Barroso.

Rechazo

El pasado mes de mayo, a través de un manifiesto, ocho exministros de Medio Ambiente de Brasil denunciaron que Bolsonaro está “desmontando” las políticas medioambientales.

En el texto advirtieron del “riesgo real” que supone el aumento “descontrolado” de la deforestación en la Amazonía y criticaron fuertemente la transferencia de los poderes de la Funai al Ministerio de Agricultura.

Bolsonaro por su parte defiende quiere abrir las tierras de las reservas a la agricultura y la minería, incluso en la selva del Amazonas, y que las tribus indígenas deberían poder participar en actividades comerciales y cobrar regalías a las compañías mineras.

El Conselho Indigenista Missionário considera la medida del presidente una violación “flagrante” a la Constitución de Brasil, que defiende los derechos de los indígenas sobre sus tierras ancestrales.

Mientras que los ambientalistas destacan que las tierras son la mejor forma de detener la destrucción la selva del Amazonas, considerada por muchos como la mejor defensa natural contra el cambio climático debido a que sus árboles absorben enormes cantidades de dióxido de carbono.

El mandatario y líderes del sector agrícola interesados en profundizar las fronteras agrícolas al interior de la selva amazónica por su parte critican que indígenas de Brasil representan menos de un 1% de la población y ocupan un 13% del territorio.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje