ETIOPÍA

Mueren altos jefes militares y político en un fallido alzamiento militar en Etiopía

El jefe de gabinete del Ejército y un gobernador regional etíope fueron asesinados en el marco de lo que el Gobierno del país describió como un intento de golpe de Estado.

Mueren altos jefes militares y político en un fallido alzamiento militar en Etiopía
Mueren altos jefes militares y político en un fallido alzamiento militar en Etiopía

Este domingo Etiopia estuvo al borde del golpe de estado en un intento que se inició en la región Amhara y terminó con el asesinato del jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Seare Mekonnen, y el presidente de esa región, Ambachew Mekonnen.

El gobierno etíope afirmó haber abortado “la intentona golpista”, que según informó la prensa local estuvo encabezada por el general de brigada Asaminew Tsige. Tsige ya había señalado como responsable del plan para derrocar al ex primer ministro, Meles Zenawi, en 2009 hecho por el que recibió cadena perpetua. Un cargo que sin embargo fue condonado por el primer ministro Abiy Ahmed Ali en 2018.

“La situación en la región de Amhara (norte) se encuentra actualmente bajo total control del Gobierno federal en colaboración con el gobierno regional”, informó en la noche del domingo la oficinal primer ministro en un comunicado.

La oficina también informó que la mayoría de las personas involucradas en el ataque habían sido arrestadas y que los próximos caerían con el devenir de las horas.

Según afirmó el portavoz del primer ministro, Nigussu Tilahun, Seare Mekonnen fue asesinado en su residencia por sus propios guardaespaldas. “Este intento de golpe pretendía desestabilizar nuestro país y no se limita solo a la región de Amhara”, advirtió el portavoz en una rueda de prensa en Adís Abeba, ciudad capital en la que también se reportaron disparos.

El gobierno etíope destacó su voluntad de salvaguardar la seguridad nacional e instó a sus habitantes a que sean “guardianes de la paz y apoyen todos los esfuerzos para hacer responsables a los individuos sospechosos”.

El secretario general de la ONU, António Guterres, manifestó su preocupación por los últimos hechos ocurridos en Etiopia y llamó a “todas las partes implicadas a actuar con mesura y evitar la violencia, así como cualquier acción que pudiera socavar la paz y la estabilidad en Etiopía”.

Del mismo modo ratificó el apoyo de la ONU al Gobierno etíope “en sus esfuerzos por abordar los desafíos actuales”.

Según la ONU las disputas étnicas de larga data en Etiopía, que generalmente tienen que ver con los derechos a la tenencia de la tierra, han causado el desplazamiento de cerca de tres millones de personas.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje