ALERTA

AI: “Las medidas de Bolsonaro amenazan los derechos humanos”

Según AI, el "discurso contrario a los derechos humanos que ha marcado la trayectoria política del presidente, está comenzando a concretarse en medidas y acciones que amenazan y violan los derechos humanos de todas las personas" en Brasil.

AI: "Las medidas de Bolsonaro amenazan los derechos humanos".
AI: “Las medidas de Bolsonaro amenazan los derechos humanos”.

El gobierno del presidente ultraderechista de Jair Bolsonaro implementó en cinco meses medidas que amenazan los derechos humanos en Brasil, como la flexibilización de la portación de armas, e impulsó una retórica que pone en riesgo a comunidades indígenas y las ONG, denunció Amnistía Internacional (AI).

“Lamentablemente, la retórica contraria a los derechos humanos se está transformando en política oficial”, dijo Jurema Werneck, directora ejecutiva de AI en Brasil en una conferencia de prensa en Brasilia.

El informe del organismo, titulado “Brasil para el mundo”, fue presentado este martes y recoge las preocupaciones de AI tras la llegada al poder en enero de Bolsonaro.

Entre otras cosas AI cuestiona la flexibilización de la regulación para la tenencia y posesión de armas de fuego dispuesta por decreto y las “medidas negativas” para los derechos de los pueblos indígenas.

En ese sentido recuerdan que cuando asumió el gobierno Bolsonaro prometió que no demarcaría “ni un centímetro de tierra más” para los pueblos originarios, pero que rápidamente el mandatario traspasó la potestad de demarcar tierras de la Fundación Nacional del Indio a la órbita del Ministerio de Agricultura, acción que fue interpretada por detractores como la subordinación al agronegocio de la política de derechos humanos.

“Demandamos que el gobierno federal cumpla su deber de proteger a estas poblaciones vulnerables ya en riesgo”, señaló Werneck.

“Algunas de las medidas agravan el riesgo de homicidios por armas de fuego, legitiman una política de seguridad basada en el uso de fuerza letal, violan el derecho de los pueblos indígenas y niegan el derecho a la verdad de las víctimas del régimen militar. Todo acompañado de una retórica hostil a los derechos humanos”, expresó Weneck.

Amnistía dijo también que el presidente implementó “medidas contrarias a las reparaciones de las víctimas de delitos de derecho internacional cometidos por el régimen militar”, en referencia a la celebración que el mandatario brasileño autorizó por parte del Ejército para conmemorar el inicio del golpe de Estado en Brasil.

Brasil promete diálogo

Tras las declaraciones de la AI, el Gobierno brasileño emitió un comunicado conjunto de la Cancillería y el Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos, en el que afirmaron que el Gobierno “buscará el diálogo con Amnistía Internacional y demás entidades de Derechos Humanos para demostrar que ninguna de las afirmaciones de la nota coincide con su actual política”.

“No se encontró ninguna evidencia de que las acusaciones se hayan fundamentado en datos o en eventos concretos”, dice la nota del Gobierno brasileño.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje