SELECCIÓN

Trump propone un esquema migratorio basado en “talentos” y excluiría a quienes no tengan estudios

La propuesta del Ejecutivo pretende que medio millón de permisos sean dados por razones familiares y otra cantidad similar sea entregada a personas que tengan altos niveles educativos y que dominen el inglés a la perfección.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, presentó un complejo proyecto para reformar la seguridad fronteriza y la inmigración legal que gira en torno al concepto de la “inmigración meritoria”, que priorizaría los permisos para los inmigrantes que tengan mejores atestados académicos, mejores estudios y que dominen el inglés a la perfección.

“Discriminamos a los genios”, dijo Trump sobre las políticas actuales, que sostuvo que favorecen excesivamente la inmigración basada en la familia. “Discriminamos la brillantez. Ya no lo haremos una vez que hayamos pasado este proyecto”, aseguró la tarde de este jueves.

El último esfuerzo, encabezado por el yerno y asesor principal de Trump, Jared Kushner, se enfoca en reforzar la seguridad fronteriza y repensar el sistema de tarjetas verdes de la nación para que favorezca a las personas con habilidades de alto nivel, títulos y ofertas de trabajo en lugar de familiares de los que ya están en el país de forma legal.

El cambio marcaría un giro dramático con respecto al enfoque en gran parte basado en la familia; el 66% de las tarjetas verdes se entregan a personas con vínculos familiares y el 12% basado en habilidades.

"El presidente ha presentado el plan más pro-estadounidense y más pro-inmigrante de la historia", tuiteó la Casa Blanca
“El presidente ha presentado el plan más pro-estadounidense y más pro-inmigrante de la historia”, tuiteó la Casa Blanca

Atraer a “los mejores”

Para Trump, Estados Unidos debe ser un país atractivo primero para las personas que tengan mejores atestados académicos, por ejemplo carreras universitarias de alto nivel como doctorados o ingenierías, y asegura que su plan en “pro-estadounidenses, pro-inmigrantes y pro-trabajadores”.

La idea fue presentada la tarde del jueves en el jardín de la Casa Blanca, en Washington, y aún no ha sido adoptada oficialmente por su propio partido ni, mucho menos, por los Demócratas.

“Queremos pasar al sistema basado en el mérito”, dijo Sarah Sanders, secretaria de Prensa de la Casa Blanca. “Los demócratas en este momento, a menos que se unan al proyecto, lo único que han dicho es que quieren las fronteras abiertas… Creo que sería maravilloso verlos unirse a algo que ayude a asegurar nuestra frontera”.

Según Sanders, esto supone una “modernización” al sistema migratorio estadounidense, pero no aborda qué hacer con los millones de inmigrantes que ya viven ilegalmente en el país, incluidos los cientos de miles de jóvenes llamados “soñadores” (“dreamers”), que llegaron a EE.UU. de la mano de sus padres -estos últimos dos puntos son prioridad para los demócratas-, ni tampoco reduce las tasas generales de inmigración como a muchos republicanos conservadores les gustaría.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje