CUMBRE HISTÓRICA

Vladimir Putin se reunió por primera vez con Kim Jong-un en Rusia

El mandatario ruso consideró que para una "desnuclearización total" de Corea del Norte se le debe ofrecer "garantías sobre su seguridad y la preservación de su soberanía".

Vladimir Putin se reunió por primera vez con  Kim Jong-un en Rusia. Foto: Kremlin
Vladimir Putin se reunió por primera vez con Kim Jong-un en Rusia. Foto: Kremlin

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, recibió este jueves 25 de abril al líder norcoreano, Kim Jong-un con quien mantuvo una reunión histórica en la ciudad rusa de Vladivostok.

“Estoy contento con el resultado: Kim Jong-un es alguien bastante abierto, dispuesto a hablar de todo”, dijo el mandatario ruso tras la primera cumbre de este nivel desde la del 2011 entre el ex presidente Dimitri Medvedev y Kim Jong-il.

Putin reivindicó una salida pacífica al problema nuclear de la península de Corea.

“No hay y no pueden haber alternativas a la solución pacífica del problema nuclear y otros de la región”, dijo y aseguró que su país está dispuesto a continuar las gestiones para reducir la tensión en la península de Corea y fortalecer la seguridad en el noreste de Asia, en su conjunto.

“Como dice la sabiduría coreana: si unimos las fuerzas, podemos mover la montaña. Estoy convencido de que precisamente esto es la clave del éxito”, manifestó.

Putin también resaltó que con el apoyo de la comunidad internacional y de todos los países involucrados se conseguirá una paz duradera, estabilidad y prosperidad para la península de Corea.

Y destacó en ese sentido que la situación se ha estabilizado en los últimos meses en la península de Corea gracias a las iniciativas de Kim Jong-un, entre las que destacó los pasos del gobierno norcoreano para establecer el diálogo directo con Estados Unidos y para normalizar las relaciones entre las dos Coreas.

Garantías

Putin aseguró que era favorable como Estados Unidos a una “desnuclearización total” y consideró “posible” una solución, bajo la condición de ofrecer a Corea del Norte “garantías sobre su seguridad y la preservación de su soberanía”.

“Corea del Norte necesita garantías de su seguridad, de la preservación de su soberanía. ¿Qué tipo de garantías podrían ser excepto las jurídico-internacionales? Tenemos que dar los primeros pasos para aumentar la confianza. Me parece que, en general, al final, es posible”, expresó.

Y recordó que el problema de la desnuclearización de la península coreana fue posible ya en el 2005, cuando se llegó a un acuerdo entre Norcorea y Washington, “pero después, de repente, por alguna razón, a los socios norteamericanos les pareció que las condiciones establecidas y acordadas por Washington no eran exhaustivas, que había que agregar algo más. Cuando comenzaron las añadiduras Corea del Norte abandonó el acuerdo”.

“Si actuamos de esta manera: un paso adelante, dos pasos atrás, no lograremos el resultado deseado”, dijo y agregó “lograr este objetivo es finalmente posible” si todas las partes involucradas en este proceso progresan con cuidado y gradualmente, “respetándose mutuamente y respetando los intereses de los demás”.

“Necesitamos restaurar el poder del derecho internacional, volver al estado en el que el derecho internacional, y no la ley del más fuerte, determina la situación en el mundo”, agregó.

Fortalecer relaciones

Por su parte Kim Jong-un, agradeció a Putin por recibirlo y expresó su esperanza de que esta histórica visita se traduzca en un avance en torno a la normalización en la península coreana.

“La situación en la península de Corea es de gran interés para toda la comunidad internacional. Las negociaciones serán un evento importante para evaluar juntos esta situación e intercambiar opiniones”, dijo.

Al tiempo que manifestó su deseo de que la cumbre fortalezca aún más las relaciones “tradicionalmente amistosas” y de “raíces profundas” entre Rusia y Corea del Norte.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje