DOMINGO SANGRIENTO

Al menos 200 muertos y 450 heridos tras 8 explosiones contra iglesias y hoteles en Sri Lanka

Los ataques tuvieron lugar durante las celebraciones del Domingo de Resurrección en iglesias y hoteles de Sri Lanka, principalmente en su capital, Colombo.

Al menos 190 muertos y 500 heridos tras 8 explosiones contra iglesias y hoteles en Sri Lanka.
Al menos 190 muertos y 500 heridos tras 8 explosiones contra iglesias y hoteles en Sri Lanka.

Una sucesión de fuertes explosiones en iglesias y hoteles de lujo causó una matanza este domingo en Sri Lanka.

Al menos 200 personas han muerto y más de 450 han resultado heridas tras por lo menos ocho explosiones.

De acuerdo con la Policía, hay al menos 35 ciudadanos extranjeros entre las víctimas mortales.

Los ataques, registrados a primera hora de la mañana hora local, fueron contra tres iglesias y tres hoteles de lujo localizados en diferentes partes del país, donde centenares de fieles celebraban el Domingo de Resurrección.

Una iglesia y tres hoteles se vieron afectados por explosiones en Colombo, la capital del país, mientras que las otras dos explosiones fueron en templos cristianos que se ubican en las afueras de la ciudad, una de ellas fue iglesia de San Sebastián en la ciudad de Negombo.

La iglesia de Negombo emitió un comunicado a través de sus redes sociales en el que informó de “un ataque con bomba” registrado en su edificio y pidió a los familiares de las posibles víctimas que acudan al templo.

Los hoteles afectados son Shangri-La Colombo, Kingsbury Hotel y Cinnamon Grand Colombo. De momento, no hay datos sobre el número de víctimas en estos establecimientos turísticos.

Poco después se registraron un séptima y octava explosión, una producida en un hotel situado cerca del jardín zoológico nacional de Sri Lanka en Dehiwela, y otro en un complejo de viviendas en Dematagoda, un suburbio de Colombo.

La de Dehiwela dejó al menos 2 víctimas mortales y 10 heridos, mientras que en el complejo de viviendas murieron 3 policías.

“Medidas severas”

El Gobierno de Sri Lanka convocó una reunión urgente encabezada por el primer ministro, Mahinda Rajapaksa, para abordar la situación.

El Gobierno del país cerró temporalmente el acceso a los principales medios sociales y servicios de mensajería, incluidos WhatsApp, Viber y Facebook. Asimismo, fue declarado el toque de queda en todo el país, que entró en efecto inmediatamente y las misas de Pascua de la tarde fueron canceladas en todo el país.

A través de su cuenta de Twitter Rajapksa manifestó que “es absolutamente brutal ver esos ataques violentos en un día tan sagrado”.

Y aseguró que “quienquiera que esté detrás de estos ataques debe ser tratado de inmediato. Mis pensamientos y oraciones están con las familias que perdieron a sus seres queridos y todo Sri Lanka”.

En otro mensaje prometió que no tolerarán más agresiones ni actos terroristas de cobardía dentro de sus fronteras nuevamente. “Estaremos juntos y nos levantaremos contra él como una sola voz. Nos pararemos Unidos como nación”.

Por su parte el presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, envió un mensaje a la nación en el que llamó a la calma y pidió a la ciudadanía que no se deje “engañar por rumores”.

“He dado instrucciones para tomar medidas severas contra las personas que son responsables de esta conspiración”, informó.

Hasta el momento ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad por los ataques. The Daily Mirror, citando a fuentes cercanas a la investigación, señala que la versión preliminar maneja que los autores hayan sido islamistas radicales.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje