DISCURSO DE ODIO

El tirador de Nueva Zelanda llamó “invasores” a los inmigrantes. Horas más tarde, también lo hizo Trump.

El sospechoso de llevar a cabo la masacre en Nueva Zelanda aseguró en un manifiesto lleno de odio que los inmigrantes son "invasores", una palabra que Trump ha usado y usó nuevamente pocas horas después de la matanza.

Brenton Tarrant es el hombre australiano sospechoso de los ataques en Nueva Zelanda
Brenton Tarrant es el hombre australiano sospechoso de los ataques en Nueva Zelanda

Para describir a los inmigrantes que llegan hasta los Estados Unidos, el presidente Donald Trump usó un lenguaje similar al que utilizó el tirador de Nueva Zelanda para justificar el asesinato de casi 50 musulmanes en dos mezquitas de la localidad de Christchurch.

El viernes, Trump emitió el primer veto de su presidencia para anular un bloqueo que propinó el Congreso a la emergencia nacional que declaró en la frontera sur de Estados Unidos, que tenía como fin conseguir los fondos para construir el famoso muro fronterizo. Durante la ceremonia de firma de veto, Trump explicó por qué sintió que se justificaba una emergencia nacional para impedir que los migrantes ingresaran a los Estados Unidos.

“La gente odia la palabra ‘invasión’, pero es lo que hace los inmigrantes”, dijo Trump de acuerdo al portal Vox.

trump libro

Discurso de odio

Esa escalofriante retórica usada por el mandatario estadounidense es similar al lenguaje usado por el principal atacante de Christchurch que el viernes decidió disparar a 49 musulmanes que rezaban en dos mezquitas distintas.

En el manifiesto de 74 páginas que el presunto tirador de 28 años publicó en línea poco antes del ataque, escribió que estaba cometiendo los asesinatos “para mostrar a los invasores que nuestras tierras nunca serán sus tierras”.

También es el mismo lenguaje que usó el hombre que mató a 11 personas en una sinagoga en Pittsburgh, EE.UU., el pasado octubre: en ese caso, el autor culpó a los judíos por ayudar a lo que él llamó “invasores” en las caravanas de migrantes centroamericanos que intentaban ingresar a los Estados Unidos.

Es relevante aclarar que Trump no uso el lenguaje para justificar el asesinato de musulmanes, judíos, inmigrantes o cualquier otra persona, e incluso condenó la matanza de Nueva Zelanda. Pero su retórica en torno los inmigrantes refleja algunos de los mismos argumentos que los extremistas blancos ultranacionalistas esgrimen con frecuencia, y lo ha hecho durante mucho tiempo.

Nueva Zelanda: Racista australiano provoca masacres en mezquitas dejando 49 víctimas

Al menos 49 personas murieron en tiroteos masivos en dos mezquitas llenas de fieles que asistían a…

Antes de las elecciones de medio término de 2018, Trump intentó avivar el miedo para justificar -de nuevo- su muro asegurando que las Caravanas Migrantes de centroamericanos son una “invasión” a Estados Unidos. “Eso es una invasión. No me importa lo que digan. No me importa lo que digan los medios falsos. Esa es una invasión de nuestro país”, espetó en noviembre en un mitín, que provocó una respuesta feroz de sus simpatizantes: “¡Construye el muro! ¡Construye el muro!”, corearon.

Mientras tanto, Trump no cree que el ultranacionalismo y el supremacismo blanco sean un problema creciente en Estados Unidos y en el mundo. “Creo que es un pequeño grupo de personas”, dijo a la prensa cuando le preguntaron si estaba preocupado por la propagación de discursos de odio por parte de grupos supremacistas blancos.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje