BRASIL

Militares comandan más de un tercio de los ministerios en Brasil

Tras la asunción de un general como secretario general de Presidencia ya son 8 los militares que ocupan cargos en el gobierno de Bolsonaro.

Militares comandan más de un tercio de los ministerios en Brasil
Militares comandan más de un tercio de los ministerios en Brasil

Tras la confirmación del despido del ministro de la Secretaría General de Presidencia de Brasil, Gustavo Bebianno, el presidente ultraderechista, Jair Bolsonaro, designó a, general de la reserva Floriano Peixoto Vieira Neto para ocupar su lugar.

Se trata del octavo militar a ocupar un cargo de ministro del gobierno Jair Bolsonaro (PSL). Así de los cuatro ministerios que trabajan en el Palacio del Planalto (Casa Civil, Secretaría de Gobierno, Secretaría General de la Presidencia y Gabinete de Seguridad Institucional), sólo el de la Casa Civil, encabezado por Onyx Lorezoni, no tiene un militar al mando.

Los otros siete militares que encabezan carteras son: Marcos Puentes, oficial de la reserva de la Fuerza Aérea, en el Ministerio de Ciencia y Tecnología; Augusto Heleno, general de la reserva del Ejército, en el Gabinete de Seguridad Institucional; Fernando Azevedo e Silva, general y ex jefe del Estado Mayor del Ejército; Carlos Alberto dos Santos Cruz, general de la reserva, ministro jefe de la Secretaría de Gobierno; almirante Bento Costa Lima Leite de Albuquerque Junior, ministro de Minas y Energía; Wagner Rosário, capitán formado en la Academia Militar de las Agujas Negras, ministro de la Contraloría General de la Unión (CGU); y Tarcísio Freitas, formado en ingeniería civil por el Instituto Militar de Ingeniería (IME), ministro de Infraestructura.

El nuevo secretario general de la Presidencia integró el equipo de transición para el gobierno de Bolsonaro y, tras la toma de posesión, pasó a ocupar la Secretaría Ejecutiva de la Secretaría General de la Presidencia, es decir era el número dos del ministerio.

A partir de ahora será responsable del área de Asuntos Estratégicos y del seguimiento del Presidente de la República en actividades relacionadas con la “relación y articulación con entidades de la sociedad civil”.

El escándalo Bebianno

El despido de Bebianno a menos de dos meses de la asunción de Bolsonaro ha puesto en el ojo de la tormenta a su gobierno y su prometida lucha contra la corrupción. El ministro despedido había coordinado la campaña electoral de Bolsonaro como presidente del PSL y se vio involucrado en la causa de candidaturas falsas y desvío de dinero.

Tras los primeros rumores sobre su salida del gobierno se especuló con que podría revelar información que perjudique a Bolsonaro, por ahora ha tenido un enfrentamiento público con uno de sus hijos, Carlos, a quien según relata la prensa local responsabiliza de “haber llenado la cabeza” de su padre para que lo despida.

Nuevo caso de corrupción: secretario general de la Presidencia de Brasil sería despedido

El secretario general de la Presidencia de Bolsonaro adelantó que su despido sería oficializado…

La revista Veja publicó supuestos audios de WhatsApp que corroboran la versión de Bebianno, quien, tras su despido dijo que había hablado sobre este tema tres veces con el presidente durante su reciente internación por una operación.

Carlos Bolsonaro por su parte había afirmado que Bebianno nunca se comunicó con su padre en la clínica y lo calificó de “mentiroso”.

“Los audios desmienten al presidente”, asegura Veja.

En los audios difundidos, Bolsonaro calificó el canal de televisión Globo como “enemigo” y criticó a Bebianno, su excoordinador de campaña electoral, por haber organizado un viaje a la Amazonia sin tener obras para anunciar.

Los audios son parte de una conversación de WhatsApp del 12 de febrero entre Bebianno y el presidente, quien entonces estaba internado en el hospital Albert Einstein, de San Pablo.

Uno de los temas centrales de la conversación fue la denuncia pública del uso de candidatos testaferro que el PSL usó en Pernambuco para desviar dinero público durante la campaña electoral.

En el audio, Bolsonaro sostuvo que mandó a la Policía Federal a investigar, a lo que Bebianno respondió que él no era responsable por las campañas regionales.

Bolsonaro deja claro que sabe que recursos del Fondo Electoral fueron desviados en al menos dos provincias, Minas Gerais y Pernambuco, y aunque no acusa a Bebianno de estar involucrado en el asunto, sí dmite que sabe lo que ocurrió dentro de su propio partido.

Así las cosas una de las primeras conclusiones que están sacando los analistas políticos y medios de comunicación es que Bolsonaro, y su hijo, mintieron sobre este tema aun parece que dará mucho que hablar en el gigante sudamericano.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje