BRASIL

Depósitos sospechosos al hijo de Jair Bolsonaro desatan un escándalo en Brasil

Uno de los hijos del presidente de Brasil es investigado por haber recibido depósitos sospechosos en su cuenta bancaria y preocupa al Clan Bolsonaro por las investigaciones que se vienen.

Depósitos sospechosos al hijo de Jair Bolsonaro desatan un escándalo en Brasil.
Depósitos sospechosos al hijo de Jair Bolsonaro desatan un escándalo en Brasil.

Un mega escándalo de investigaciones por corrupción rodea a la familia de Jair Bolsonaro a menos 20 días de asumir el poder.

La investigación que ya se bautizó como “Bolsogate” inició con una auditoría de rutina del Consejo de Control de las Actividades Financieras (COAF), que descubrió movimientos atípicos por más de un millón de reales en una cuenta bancaria de un exchofer de Flávio Bolsonaro y un depósito de 24 mil reales realizado por ese empleado en la cuenta de la primera dama, Michelle Bolsonaro.

De allí partieron nuevas investigaciones vinculadas a la familia presidencial y la noticia ha generado impacto internacional. Ante la repercusión del caso el presidente convocó a su hijo, el diputado estadual de Río de Janeiro Flavio Bolsonaro, a una reunión de emergencia de casi cuatro horas el sábado en el Palacio de Alvorada, según relata Página 12.

La TV Globo agregó más datos y señaló que una nueva auditoría descubrió que Flavio Bolsonaro, más allá del dinero de su chófer, tenía movimientos en su propia cuenta con indicios de lavado de dinero.

Concretamente se encontró que Bolsonaro hijo recibió 96 mil reales (30 mil dólares) entre junio y julio del año pasado depositados en una agencia bancaria de la Legislatura carioca. El dinero fue acreditado en entregas de hasta 2 mil reales para evitan que las autoridades descubran el origen de la plata, según los especialistas en la materia.

Ministerio Público de Río y del Coaf, organismo de control financiero del Ministerio de Hacienda encontraron dudas las operaciones de Bolsonaro hijo y su asesor Fabricio Queiroz.
Queiroz es amigo de Jair Bolsonaro desde los años 80 y una de sus transferencias fue para la primera dama Michelle Bolsonaro.

Frenar la investigación

Una de las primeras cosas que llamó la atención fue que Queiroz hizo movimientos bancarios por 1,2 millones de reales (casi 400 mil dólares) un monto muy superior a su salario.

El diario O Globo publicó este domingo que Queiroz operó de manera sospechosa otros 5 millones de reales, lo que agrega más picante a la investigación que sacude al seno más intimo del mandatario.

El ministro Luiz Fux, de turno durante el receso del tribunal, concedió la semana pasada una muy cuestionada cautelar a Bolsonaro hijo para frenar la causa alegando que está protegido por el fuero privilegiado por ser senador electo, aunque todavía no asumió dicho cargo.

De todas formas el receso termina a fin de mes y el relator del caso, ministro Marco Aurélio Mello, ya anticipó que revocará la decisión y continuarán las investigaciones. El hijo del presidente que busca refugiarse en el fuero parlamentario no se vería protegido por este al menos en este caso ya que sólo se aplica a delitos presuntamente cometidos durante el ejercicio del cargo y relacionados con el mismo.

El principal problema para los Bolsonaro no es el avance de esa investigación que empezó con las cuentas de Queiroz, sino que de allí se puede ir mucho más lejos e involucrar a más miembros de la familia presidencial.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje