ATENTADO EN BOGOTÁ

Colombia corta negociación con ELN y pide a Cuba detener a sus líderes

El presidente colombiano aseguró que el grupo guerrillero "es y ha sido una máquina criminal de secuestros y atentados". Las afirmaciones vienen dos días después de un atentado terrorista cometido en Bogotá que causó más de una veintena de muertos y decenas de heridos.

Iván Duque, presidente de Colombia. Foto: Presidencia de Colombia.
Iván Duque, presidente de Colombia. Foto: Presidencia de Colombia.

El presidente de Colombia, Iván Duque, finalizó de forma oficial este viernes las negociaciones con el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) como consecuencia del atentado llevado a cabo en una importante academia policial estatal en Bogotá, capital del país.

Duque habló horas después de que el Ministerio de Defensa y la Fiscalía General de la Nación concluyeron en sus investigaciones que el hombre que cometió el atentado estaba vinculado con el ELN.

“He ordenado el levantamiento de la suspensión de las órdenes de captura a los 10 miembros del ELN que integraban la delegación de este grupo en Cuba y he revocado la resolución que creaba las condiciones que permitan su permanencia en ese país. Esto significa la terminación inmediata de todos los beneficios otorgados a ellos en el pasado por el Estado y la activación de las circulares rojas de la Interpol”, dijo el mandatario en conferencia.

Duque habló directamente al presidente cubano, Miguel Díaz-Canel y le pidió detener, entre otros, a Israel Ramírez Pineda (alias Pablo Beltrán), uno de los dirigentes históricos de la guerrilla que está refugiado en la isla con un grupo negociador.

“Agradecemos la solidaridad expresada por el Gobierno de Cuba el día de ayer y hoy les pedimos hacer efectivas las capturas de los terroristas que se encuentran en su territorio y entregarlos a las autoridades policiales colombianas”, aseguró Duque, al tiempo que evitó hablar a Nicolás Maduro, aunque se cree que en Venezuela se encuentran escondidos otros integrantes del ELN.

Dura retórica

La administración de Duque tiene un discurso abismalmente distinto del que tenía su antecesor, Juan Manuel Santos, quien había iniciado las negociaciones con los guerrilleros.

El derechista Duque dice que el ELN “no tiene ninguna genuina voluntad de paz” y comparó el atentado con los sufridos por otros países. “Un dolor similar experimentaron en el pasado Madrid, Nueva York, París, Londres, Buenos Aires y otras tantas sociedades que encontraron en la unidad y en la contundencia la mejor línea de defensa contra el terror”, y recordó distintas acciones achacadas a los paramilitares como secuestros, asesinatos y ataques de diversa índole.

A inicios del año 2017, el gobierno de Santos había iniciado en Quito, Ecuador, las negociaciones con representantes de los insurgentes pero los avances logrados fueron realmente pocos. “Durante los 17 meses del proceso de diálogo entre la administración anterior y el ELN, estos criminales ejecutaron 400 acciones terroristas en 13 departamentos, dejando 339 víctimas y más de 100 asesinatos”, criticó Duque. “Basta ya, señores del ELN. Basta ya de muertos, basta ya de secuestros y de atentados contra el medio ambiente. Colombia les dice: basta”, añadió.

Para reanudar el diálogo el ejecutivo necesita “pruebas” de que hay voluntad de alcanzar la paz, dice. “Si el ELN realmente quiere la paz, necesita mostrarle al país hechos concretos como la liberación inmediata de todos los secuestrados y el fin de todas sus acciones delictivas”, concluyó.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje