BRASIL

Bolsonaro firmó el decreto que flexibiliza la tenencia de armas de fuego

El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, cumplió con una de sus principales promesas de campaña y firmo decreto que facilita la posesión de armas de fuego para que el "ciudadano de bien pueda tener su paz dentro de casa".

Bolsonaro firmó el decreto que flexibiliza los requisitos para portar armas de fuego.
Bolsonaro firmó el decreto que flexibiliza los requisitos para portar armas de fuego.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó este martes un decreto que flexibiliza la posesión de armas de fuego, una de sus principales promesas de campaña.

La firma del decreto se hizo en presencia de varias autoridades, entre ellas el flamante ministro de Justicia y ex juez del Lava Jato, Sérgio Moro, quien estuvo implicado en la redacción del texto.

Según la prensa local el decreto busca en líneas generales flexibilizar el “Estatuto sobre el desarme” de 2003, que restringe el acceso a las armas y crea varias trabas administrativas.

La medida amplía de 5 a 10 años el periodo de validez del permiso para posesión. La legislación actual ya permitía la posesión de armas a personas mayores de 25 años sin antecedentes penales y con una ocupación lícita, una vez demostraran capacidad psicológica para su uso y justificaran su necesidad, un requisito que ahora será menos rígido.

Según argumentó Bolsonaro el problema de la legislación anterior era la necesidad de que la persona comprobara por qué debía tener la posesión del arma.

“El gran problema que teníamos en la ley es la comprobación de la efectiva necesidad (del derecho a la posesión), eso bordeaba la subjetividad”, explicó.

A su vez dijo que con la legislación actual cada persona podrá comprar hasta cuatro armas, pero, según él, ese número puede ser mayor si el interesado tiene más propiedades y comprueba la necesidad de obtener un número mayor.

Las primeras informaciones señalan que el decreto se limita a la posesión y no al porte fuera del domicilio, algo que Bolsonaro también había defendido durante su campaña. Sin embargo, al menos por el momento, esto último seguiría entonces reservado principalmente a militares, policías y personal del ramo de seguridad.

Bolsonaro al igual que su par estadounidense, Donald Trump, defiende flexibilización de la posesión de armas para “personas de bien”, como un modo de combatir la delincuencia.

El decreto es para garantizar que el “ciudadano de bien pueda tener su paz dentro de casa”, dijo.

Durante la ceremonia en Palacio de Planalto para la firma del decreto Bolsonaro hizo referencia al referéndum celebrado en 2005 en Brasil, en el que el 63% de los brasileños votó a favor del comercio de armas en el país tras la aprobación del Estatuto de Desarme.

“Como el pueblo soberanamente decidió por ocasión del referéndum de 2005, para garantizarles ese legítimo derecho a la defensa. Yo, como presidente, voy a usar esta arma”, dijo el mandatario mostrando la lapicera con la que firmaría el decreto.

“El pueblo decidió por comprar armas y municiones y nosotros no podemos negar lo que el pueblo quiso en ese momento”, agregó.

Con la flexibilización, “puedes estar seguro de que la violencia va a caer”, había dicho tras asumir el cargo.

Según una encuesta de Datafolha, seis de cada diez brasileños consideran que la posesión de armas de fuego debe ser prohibido porque se representa una amenaza para las vidas de los demás.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje