PRUEBA FALSA

Investigación: Los “ataques acústicos” a diplomáticos de EE.UU. en Cuba eran grillos

La principal prueba del “ataque acústico” a la Embajada de Estados Unidos en Cuba era el zumbido de unos grillos, concluyó una investigación canadiense y británica.

Investigación: Los “ataques acústicos” a diplomáticos de EE.UU. en Cuba eran grillos
Investigación: Los “ataques acústicos” a diplomáticos de EE.UU. en Cuba eran grillos

En setiembre de 2017, Estados Unidos decidió retirar de su embajada en Cuba a todo el personal no esencial y sus familias debido a que muchos de los diplomáticos acusaban síntomas variados como mareos, vértigo, confusión mental, sordera parcial y lagunas de vocabulario básico, supuestamente provocados por la exposición a sonidos persistentes de origen desconocido en sus casas o habitaciones de hotel.

El Departamento de Estado estadounidense calificó a la ola de enfermedades como un “ataque sónico” y decidió retirar al personal de la isla. La administración de Trump reconoció no poder determinar “qué o quién” había dañado la salud de su personal y se centró en la búsqueda de un culpable.

EE.UU. retira personal de su embajada en Cuba y suspende visas

El Gobierno de Estados Unidos ordenó la retirada de más de la mitad del personal de su embajada…

Uno de los diplomáticos estadounidenses realizó una grabación de audio en La Habana que fue entregada como prueba la insistencia cubana, la cual fue publicada por Associated Press (AP). En ella, que fue tomada como una de las pruebas de los ataques acústicos, se escuchaba un molesto zumbido agudo.

EE.UU. no está seguro del origen de los “ataques acústicos” en Cuba

La administración Trump se colgó del supuesto ataque para elevar su retórica violenta contra…

Grillos

Según publica El País de Madrid, una investigación científica, realizada en las universidades de Berkeley, en California, y de Lincoln, en Reino Unido, reveló que el sonido agudo que se escucha en la grabación es el canto de grillos antillanos de la especie anurogryllus celerinictus.

“El canto del grillo de cola corta de las indias (anurogryllus celerinictus)concuerda, en matizado detalle, con la grabación de AP, en duración, ritmo de repetición de la vibración, espectro de intensidad, estabilidad del ritmo y oscilaciones por latido”, explicaron los autores de la investigación Alexander Stubbs y Fernando Montealegre-Zapata.

“Esto proporciona fuertes pruebas de que el eco de un canto de grillo, más que un ataque sónico u otro artilugio tecnológico, es el responsable del sonido de la grabación difundida”, concluyeron los científicos.

Según explicaron los grillos machos, mediante el frotamiento de sus alas esclerotizadas, producen cantos de estructura regular durante el cortejo. Las hembras se sienten atraídas por determinados machos en función de sus canciones y estas han evolucionado en una notable complejidad que hace que las distintas especies entonen cantos diferenciados.

“No me sorprende que ese canto pueda molestar a personas no familiarizadas con los sonidos de los insectos”, dijo a The Guardian Montealegre-Zapata.

A su vez detallaron que solo un aspecto de la grabación realizada por los diplomáticos en La Habana difería de la canción del grillo almacenada en la Universidad de Florida con la que trabajaron: la primera era más errática. Y explicaron que eso se debía a que la muestra de Florida había sido registrada al aire libre, mientras que la grabación del diplomático estadounidense se había realizado desde el interior de las casas, y el rebote del eco en las paredes era el que producía la diferencia.

Finalmente indicaron que la identificación del origen del sonido grabado no descarta que los diplomáticos estadounidenses hayan sido víctimas de un ataque, pero sí que al menos la prueba entregada y analizada constituye una pista falsa.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje