ESTANCAMIENTO

Cuba elimina posibilidad del matrimonio igualitario de su nueva Constitución

Aunque en el borrador de la nueva Constitución parecía haber un portillo para el matrimonio entre personas del mismo sexo, este no estará contemplado en el texto final.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

El gobierno de Cuba no aceptará que en la nueva Constitución Política, que se discute actualmente en el Parlamento, se acepte el matrimonio entre personas del mismo sexo, por lo que el lenguaje que promueve su legalización se eliminará del borrador de una nueva Constitución después de un rechazo generalizado contra la idea.

Los defensores de los derechos de los homosexuales habían propuesto eliminar la descripción del matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, y cambiarlo a la unión de “dos personas” con “derechos y obligaciones absolutamente iguales”.

Ese cambio provocó protestas de iglesias evangélicas y ciudadanos comunes en meses de reuniones públicas sobre la nueva Constitución.

La Asamblea Nacional de Cuba anunció en Twitter que una poderosa comisión responsable de revisar la Constitución había propuesto eliminar el lenguaje de la nueva carta “como una forma de respetar todas las opiniones”.

La Constitución, en cambio, guardaría silencio sobre el tema, dejando abierta la posibilidad de una futura legalización sin promoverla específicamente.

La comisión está encabezada por Raúl Castro, jefe y ex presidente del Partido Comunista.

Su hija, Mariela Castro, es una legisladora conocida como la defensora de más alto perfil de Cuba para los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. Su defensa ha ayudado a rehabilitar la imagen de los derechos LGBT en Cuba, donde el gobierno liderado por Castro envió hombres homosexuales a campos de trabajo en la década de 1960, y donde la persecución generalizada continuó durante la década de 1970.

Conservadurismo en auge

Cuba no es la excepción al fenómeno que experimenta América Latina en cuanto al auge y crecimiento exponencial de poderosos brazos ultraconservadores, que van de la mano (o tutelados) por grupos evangélicos.

Cuando trascendió que en la Constitución en ciernes quedaba abierta la posibilidad del matrimonio entre personas homosexuales, el enojo y los reclamos no se hicieron esperar, algo que tomó por sorpresa a un gobierno que no está acostumbrado a las críticas populares.

La eliminación del matrimonio gay parece ser el único cambio importante en el borrador de la Constitución. Los medios estatales dijeron que los cubanos habían hecho 192.408 comentarios sobre el tema de matrimonio igualitario, y ​​la mayoría pidió que se eliminara.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje