CHINA

China “nunca pretenderá la hegemonía, pero no aceptará órdenes”

El presidente de China, Xi Jinping, aseguró este martes que nadie puede "dictar al pueblo chino lo que debe o no debe hacer"

Foto: Xinhua
Foto: Xinhua

El presidente de china, Xi Jinping, dijo este martes que “nadie está en posición de dictar a los chinos lo que deben o no hacer”, al tiempo que aclaró: “nunca buscaremos la hegemonía global”.

En el marco de una reunión celebrada con motivo del 40.º aniversario de la reforma y apertura de China, el mandatario dio un discurso en el que destacó que el gigante asiático “debe reformar con firmeza lo que debería y puede cambiarse” y no modificar aquello que no es conveniente.

El mandatario chino se refirió a los llamamientos internacionales para que se produzcan cambios en la economía nacional y destacó el trabajo del Partido Comunista para guiar a la nación hacia su éxito económico.

“China se está acercando al centro de la escena mundial y se ha convertido en un reconocido constructor de la paz mundial, un contribuyente al desarrollo global y un defensor del orden internacional”, aseguró Xi.

Tras décadas de crecimiento económico China se ha convertido en la segunda mayor economía del mundo, y ahora se encuentra luchando contra una desaceleración de ese crecimiento producto de la guerra comercial con Estados Unidos.

El mandatario prometió que su país continuará su apertura al comercio y a las inversiones, con el ímpetu de las reformas emprendidas el 18 de diciembre de 1978.

EE.UU. ve a China como el “problema principal” del siglo XXI

EE.UU. considera que el comportamiento "provocador" de Pekín "necesita ser ajustado…

Y dijo dichas políticas han llevado a que en estas cuatro décadas el país se haya despedido “de los problemas que plagaron a su gente durante miles de años, incluidos el hambre, la escasez y la pobreza”.

Para Xi eso fue posible “gracias al desarrollo de la democracia socialista” y a las políticas del Partido Comunista que “ha mejorado su liderazgo y ganado una gran victoria en su lucha contra la corrupción”.

Sobre el final de su discurso el mandatario chino afirmó que “China nunca se desarrollará a expensas de los intereses de otros países, pero tampoco renunciará a sus derechos e intereses legítimos”.

Y dijo que pretende fomentar un nuevo modelo de las relaciones internacionales basado en el respeto mutuo y en una cooperación equitativa. También manifestó su rechazo a la injerencia y el hostigamiento en el ámbito internacional.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje