ARDE FRANCIA

Violentas protestas en París contra el aumento de los combustibles

Cientos de detenidos y decenas de heridos es el saldo del choque entre fuerzas del orden y los autodenominados "chalecos amarillos", grupos sociales que protestan contra el aumento del precio de los combustibles que entrará a regir el próximo mes.

Mientras el presidente francés Emmanuel Macron se roza con otros importantes líderes del mundo en la cumbre del G20, en Argentina, este fin de semana se viven nuevas rondas de protestas organizadas por el movimiento de “chalecos amarillo”. Este sábado, miles de personas bajaron hasta los Campos Elíseos en el corazón de París.

Las autoridades cerraron la famosa avenida al tráfico para evitar una repetición de la manifestación de la semana pasada que se vio empañada por la quema de barricadas y vandalismo.

El gobierno dijo que la policía registrará a los manifestantes antes de que se les permita ingresar a la avenida con el fin de levantar datos de todos y así, en caso necesario, emitir las sanciones correspondientes.

Tres semanas y contando

Las protestas, que se presentaron en todo el país por tercer sábado consecutivo, están principalmente dirigidas contra el alza de los precios de la gasolina y el diesel debido a la decisión del gobierno de aumentar los impuestos sobre sobre los combustibles.

Pero los manifestantes también quieren llamar la atención sobre la creciente división entre ricos y pobres y las desventajas que enfrentan las áreas rurales de Francia cuando se trata de acceder a servicios públicos como escuelas y transporte.

Los manifestantes se agrupan también pequeñas áreas urbanas y rurales donde ha bloqueado carreteras y cerrado cabinas de peaje.

De acuerdo a Radio France International, dos personas han muerto y cientos han resultado heridas en las protestas hasta el momento. Hablando al margen de la cumbre del G20 en Argentina el viernes, el presidente francés Emmanuel Macron dijo que entendía “la ira legítima, la impaciencia y el sufrimiento de algunas personas” y pidió más tiempo para organizar consultas y discusiones al respecto.

Pero también enfatizó que cualquier medida anunciada “en las próximas semanas y meses” no incluiría la ausencia de las fuerzas del orden.

El viernes, el gobierno invitó a representantes del movimiento a conversar con el primer ministro Edouard Philippe, haciendo un llamado a ocho “representantes” a reunirse con él en su oficina. Pero solo dos aparecieron, y uno se fue después de que le comunicaron que no podía invitar a las cámaras de televisión para transmitir el encuentro en vivo a la nación.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje