ESCLAVOS MODERNOS

La esclavitud nunca fue abolida: Afecta a millones y tú podrías estar financiándola

Cuando pensamos en esclavitud, nuestra imaginación viaja hasta África, de donde fueron arrancados 12 millones de esclavos hace cientos de años; o más atrás hasta el momento en que los conquistadores españoles tomaron como esclavos a millones de aborígenes de todo América. Pero cuando fue abolida en la historia reciente, ¿realmente desapareció del todo?

Algunos niños en África "heredan" de sus familiares la esclavitud. Foto: Wikimedia Commons
Algunos niños en África “heredan” de sus familiares la esclavitud. Foto: Wikimedia Commons

La esclavitud no es solo algo que sucedió en el pasado lejano, y eso es algo que la mayoría de personas ignoran en la actualidad. Cuando se piensa en las “formas tradicionales de esclavitud”, tal vez nos viene a la cabeza la idea de esclavos recogiendo algodón en el sur de Estados Unidos, o indígenas en México sirviendo al imperio español a fuerza de espada y religión.

¿Has pensado que el teléfono que usas todos los días, la ropa que vistes o la comida que te sirves a la mesa cada noche son bienes que podrían haber llegado hasta tus manos (a bajos costos) gracias al trabajo esclavo?

Niños esclavos

Tampoco pensamos que la esclavitud haya destruído la vida de personas de todas las edades: lo cierto es que durante los distintos momentos de la era moderna en que se ha registrado la esclavitud, tanto hombres y mujeres en edad adulta como niños desde etapas tempranas de su infancia vivieron -y viven- en esclavitud.

La servidumbre por deudas a menudo atrapa a niños y adultos. En Haití, por ejemplo, muchos niños son enviados a trabajar por sus familias como sirvientes domésticos en lo que se conoce como el sistema Restavek; el término proviene del francés “rester”, que se traduce como “quedarse con algo”. A estos niños, que suman hasta 300.000, a menudo se les niega la educación, se les obliga a trabajar hasta 14 horas al día y, a veces, son víctimas de abuso sexual.

De acuerdo a datos de la organización Save the Children, entre 5.000 y 6.000 niños pequeños trabajan en la industria minera en África, rodeados por guardias armados para evitar su escape. Gran parte de las ganancias de este comercio se destina a financiar la guerra de milicias en África Central.

De igual manera, tanto niños como adultos son víctima de la esclavitud sexual en todo el mundo, una industria que mueve miles de millones de dólares en ganancias para mafias y proxenetas y que es alimentada, en gran medida, por el turismo sexual.

Una mina de coltán en Rubaya, Provincia de Kivu del Norte, en la República Democrática del Norte. Este negocio se mantiene con mano de obra esclava. Foto: Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo
Una mina de coltán en Rubaya, Provincia de Kivu del Norte, en la República Democrática del Norte. Este negocio se mantiene con mano de obra esclava. Foto: Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo

 

La esclavitud no siempre es un tema racial

El origen étnico o racial no siempre es un factor determinante para que una persona tenga más o menos probabilidades de terminar siendo esclavo en algún sistema particular.

En el Reino Unido, se ha encontrado que salones de bellezarestaurantesfestivales de música y granjas tienen personas que trabajan en la esclavitud. Sí, la esclavitud nunca desapareció y en la actualidad hay decenas de millones de personas que la paceden.

Las víctimas de la trata de personas provienen de todas partes del mundo y de todos los ámbitos de la vida. No hay un solo tipo de esclavitud moderna, toma muchas formas.

En algunos países, los salones de uñas utilizan mano de obra esclava. Foto: Pixabay
En algunos países, los salones de uñas utilizan mano de obra esclava. Foto: Pixabay

Tus gadgets podrían ser responsables

La demanda de ciertos tipos de bienes ha disparado los números de la esclavitud moderna. En el pasado, el deseo por el azúcar o el algodón impulsó el crecimiento de la esclavitud. Ahora, el consumo global de productos electrónicos ha exacerbado la esclavitud en las minas Coltan (mineral compuesto por colombita y tantalita) de la República Democrática del Congo, en donde terminan con pésimos estados de salud y, cuando dejan de ser productivos, son desechados.

Muchos esclavos o víctimas de la trata son a menudo explotados en la minería en busca de oro, coltan, molibdeno, niobio, estaño, que se puede usar en productos electrónicos vendidos en todo el mundo.

¿Existe la esclavitud “tradicional”?

El concepto de esclavitud clásico se define como aquella persona que es propiedad de otra, como si fuera un objeto o bien material. En todo el mundo, tal cosa está prohibida gracias a tratados como la Declaración Universal de los Derechos Humanos y decenas de otros suscritos por cientos de países. Sin embargo, en lugares como Mauritania, en África Occidental, los esfuerzos de las organizaciones civiles y gubernamentales han dado poco resultado para detener el flajelo.

La organización Fight Slavery Now dice que hoy en día al menos 90.000 mauritanos son “propiedad” de otras personas, mientras que hasta 600.000 hombres, mujeres y niños se encuentran en una situación laboral de servidumbre; todo esto representa hasta el 20% de la población.

India tiene la mayor cantidad de esclavos del mundo: algunas estimaciones aseguran que el número varía entre los 14 y los 18 millones de personas. En ese país asiático muchas son presa de la industria de hornos de ladrillo, incluyendo a mujeres y niños.

Militares esclavos

Como si la esclavitud laboral o de servidumbre no fuera ya suficientemente perversa, existe una que atrapa a personas para luchar en conflictos armados.

En los últimos años, al menos 30.000 niños han sido secuestrados y obligados a trabajar en el “Ejército de Resistencia del Señor” dirigido por Joseph Kony, en el norte de Uganda.

Hace más de cuatro siglos, los niños cristianos eran utilizados como soldados en el ejército del Imperio Otomano. Los niños fueron sacados de sus hogares, obligados a convertirse al Islam y puestos a trabajar en el ejército.

La esclavitud todavía existe en muchas formas hoy en día, y los impactos que tiene en millones de personas no son menos devastadores de lo que fueron en el pasado. Sin embargo, la gente común puede usar su poder como consumidores para combatir la esclavitud moderna, simplemente prestando atención a lo que compran y creando conciencia entre sus amigos, familiares y conocidos.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje