NICARAGUA

ONU: La crisis de DDHH en Nicaragua exige acción y rendición de cuentas

“Debe haber un cambio de actitud del Gobierno porque de lo contrario las condiciones con el tiempo se asemejarán a lo que vive Venezuela, con una economía debilitada”, manifestó el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos.

ONU: La crisis de DDHH en Nicaragua exige acción y rendición de cuentas.
ONU: La crisis de DDHH en Nicaragua exige acción y rendición de cuentas.

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, advirtió este miércoles que si no se detenía la represión contra la ciudadanía en Nicaragua el país podría acabar en una situación similar a la que está atravesando Venezuela.

“Debe haber un cambio de actitud del Gobierno porque de lo contrario las condiciones con el tiempo se asemejarán a lo que vive Venezuela, con una economía debilitada”, dijo, al presentar un reporte que informa sobre algunas de las situaciones más preocupantes de derechos humanos en el mundo.

“Es preciso tomar medidas urgentes para abordar la crisis de derechos humanos en Nicaragua, donde el grado de represión es tan alto que muchas de las personas que participaron en las protestas iniciadas en abril, defendieron los derechos de los manifestantes o simplemente expresaron opiniones disidentes se han visto obligadas a esconderse, a salir del país o a intentar hacerlo”, expresa el informe.

“Debe liberarse a quienes nunca debieron ser detenidos por ejercer su derecho a reunirse pacíficamente”, aseguró el alto responsable de la ONU, quien dentro de dos días dejará el lugar a su sucesora, la expresidenta de Chile, Michelle Bachelet.

El informe de la ONU documenta violaciones como el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía nicaragüense que van desde detenciones arbitrarias y generalizadas, torturas y malos tratos hasta desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales, además de violaciones del derecho a la libertad de opinión, expresión y reunión pacífica.

Desde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su misión desplegada en Nicaragua, respaldaron el informe de la ONU: “Coincidimos integralmente con el diagnóstico”, expresaron a través de Twitter.

Respuesta del gobierno

Por su parte el Gobierno de Daniel Ortega rechazó las conclusiones del informe.

“El Gobierno rechaza de manera integral el denominado informe presentado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), por considerarlo subjetivo, sesgado, prejuiciado y notoriamente parcializado, redactado bajo la influencia de sectores vinculados a la oposición”.

A través de un comunicado expresaron: “rechazamos las ligeras e infundadas afirmaciones en contra del Estado de Nicaragua y en particular, en contra de la Policía Nacional”.

Ortega acusó al órgano de derechos humanos de las Naciones Unidas de ser “un instrumento de la política de la muerte, del terror y la mentira”. Al tiempo que calificó de “ciegos” a los delegados de la organización.

Acnudh aseguró este miércoles no haber encontrado indicios de que las manifestaciones contra el Gobierno de Nicaragua sean un intento de golpe de Estado como ha denunciado el presidente.

“La información a la que hemos tenido acceso no apoya esa visión y desde las perspectivas de derechos humanos, sí hemos encontrado una serie de acciones que están en contra los derechos humanos”, dijo el coordinador de la misión, Guillermo Fernández Maldonado, en una conferencia de prensa en Managua.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje