CASA BLANCA

La exempleada de la Casa Blanca dice que Trump intenta silenciarla

El equipo de la campaña de Donald Trump ha iniciado acciones legales contra la exasesora del presidente por violar el acuerdo de confidencialidad.

exasesora trump

La exasesora de la Administración Trump Omarosa Manigault Newman afirmó este martes que “no será silenciada” por el presidente estadounidense.

En una entrevista con la agencia AP, la antigua trabajadora de la Casa Blanca, que trabajaba en el área de comunicación y lideraba la relación con la comunidad afroamericana, fue despedida en 2017 e indicó que cree que la organización de campaña del presidente está tratando de evitar que hable sobre el período en que trabajó para Donald Trump.

“No me intimidarán. No voy a ser intimidada por Donald Trump”, aseveró Manigault en referencia a la demanda de arbitraje en su contra presentada por el equipo de la campaña presidencial de Trump en 2016, que alega el incumplimiento del acuerdo de confidencialidad.

La demanda fue presentada ante la Asociación de Arbitraje de EE.UU. en Nueva York sobre la base de que el recién publicado libro de Manigault, ‘Unhinged: An Insider’s Account of the Trump White House’ (‘Desquiciado: un reporte desde el interior de la Casa Blanca de Trump’), así como su gira de promoción en los medios de comunicación, están violando el acuerdo de confidencialidad con la campaña que la exfuncionaria suscribió en 2016.

Manigault acusa a Trump de ser racista, de sufrir un declive mental, de tratar de silenciarla con dinero y de hacer comentarios despectivos sobre afroamericanos, y aunque no ha presentado pruebas sobre esas acusaciones si ha difundido dos grabaciones secretas, una de Trump, en la Casa Blanca, tras su despido. Mientras que amenazó con publicar más.

“¡Buen trabajo del general Kelly por despedir rápidamente a esa perra!”

Trump por su parte ha cargado contra la exasesora y la calificó de “escoria”. Durante varias temporadas Manigualt fue concursante del programa televisivo que presentaba Trump y también integró su campaña electoral. “La chiflada de Omarosa, que fue despedida tres veces en The Apprentice, ahora ha sido despedida por última vez. No lo logró, nunca lo hará. Me imploró por un trabajo, con lágrimas en sus ojos. Le dije ‘De acuerdo’. La gente en la Casa Blanca la odiaba. Era agresiva pero no lista”, escribió el magnate republicano el lunes en su cuenta de Twitter.

Según dijo él prácticamente no se veía con ella pero afirmó escuchó “cosas realmente malas” sobre su accionar y sobre que no trabajaba adecuadamente. Al tiempo que admitió que como “solo decía grandes cosas” sobre él, le pidió a su jefe de gabinete, John Kelly, que tratara de arreglar sus diferencias con la asesora.

Sin embargo este martes redobló la apuesta y dijo: “supongo que simplemente no funcionó cuando le das un descanso a una escoria alocada y llorosa y le das un trabajo en la Casa Blanca. ¡Buen trabajo del general Kelly por despedir rápidamente a esa perra!”.

El lunes la exasesora afirmó en una entrevista que “hay muchas cosas muy corruptas ocurriendo en la Casa Blanca y voy a tirar del hilo de muchas de ellas”.

Desde la administración de Trump consideraron una “falta de integridad” el haber tomado grabaciones sin permiso. Sobre el libro lanzado este martes Sarah Sanders, la secretaria de prensa de la Casa Blanca aseguró que la publicación está “plagada de mentiras”.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje