VENEZUELA

Embajadora de EE.UU. ante la ONU: “Maduro debe irse”

Nikki Haley visitó la frontera colombiana con Venezuela y pidió una condena regional más fuerte contra Nicolás Maduro.

Embajadora de EE.UU. ante la ONU: "Maduro debe irse"
Embajadora de EE.UU. ante la ONU: “Maduro debe irse”

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, estuvo en Colombia para participar de la asunción presidencial de Iván Duque y en ese marco viajó hasta la frontera con Venezuela, donde anunció un fondo de ayuda de 9 millones de dólares para los inmigrantes que vienen de ese país.

Haley, pidió una condena regional más enérgica contra el gobierno de Nicolás Maduro.

“Es tiempo que los países de la región que están sufriendo la migración (…) condenen a Maduro y le digan que es tiempo de irse”, dijo y agregó que “cuando una región se calla acerca de lo que hace uno de los suyos, entonces la comunidad internacional no se entromete, (…) cuando lo condenan, la comunidad internacional escucha”.

“Miles de personas escapan de Venezuela todos los días, caminando horas bajo el calor sobre este puente, simplemente para obtener una comida o medicina para sus familias”, escribió Haley en su cuenta de Twitter y responsabilizó “al régimen corrupto de Maduro”.

La representante de EE.UU. en la ONU dijo que Maduro “debe irse” y afirmó “el mundo necesita darse cuenta” de que “hay un dictador en Venezuela”.

Atentado contra Maduro

Sus declaraciones llegan pocos días después del atentado contra el mandatario venezolano, que tuvo lugar el pasado sábado. La Casa Blanca no condenó el hecho pero negó estar involucrada, como denunció Maduro.

Por ese hecho la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) acordó este miércoles la detención del diputado opositor venezolano, Julio Borges, y declaró procedente el enjuiciamiento del también parlamentario Juan Requesens.

Para el Tribunal ambos están acusados de estar vinculados en el intento de magnicidio contra del presidente de la República, Nicolás Maduro y argumenta que “existen elementos que comprometen la responsabilidad de Borges en la comisión flagrante de los delitos de instigación pública continuada, traición a la patria y homicidio intencional calificado en grado de frustración”.

Por su parte Julio Borges desestimó desde Colombia la orden de captura que emitió la justicia por su presunta relación con un complot contra el presidente Nicolás Maduro, y afirmó que se siente seguro en su exilio.

“Me siento seguro en Colombia, me siento agradecido. El acto que sucedió no existe políticamente ni legalmente”, aseguró Borges a la AFP.

Sobre la denuncia que lo acusa de magnicidio consideró que “no hubo atentado, eso que inventó el gobierno es una bomba de humo que se crea para amenazar, reprimir”.

Y resaltó que al gobierno de su país “lo único que le queda en este momento es la fuerza bruta y la represión, es lo único que tiene. Está todo el día inventando conspiraciones, en este caso un atentado para tapar la realidad de la brutal crisis que vive Venezuela”.

Al timpo que dijo que Maduro lo ha acusado “de todos los delitos” imaginables.

Todo esto da “más fuerza para seguir en esa lucha y estamos seguros de que con todas las crisis que Maduro ha creado Venezuela va a un desenlace”, aseguró.

En el caso de Requesens fue detenido el pasado martes por funcionarios del Sebin, y sus familiares denunciaron que hasta la fecha no se ha sabido nada sobre el parlamentario, pero presumen que está en El Helicoide.

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, realizó este jueves una sesión extraordinaria para debatir sobre lo que califican “detención forzada” del diputado Juan Requesens.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje