"GUANTES BLANCOS"

Papa Francisco compara el aborto con prácticas nazis

El sumo pontífice comparó el aborto con políticas del nazismo que tenían como fin "mejorar la raza".

Foto: instagram.com/franciscus
Foto: instagram.com/franciscus

El Papa Francisco dijo este sábado que el uso del aborto para interrumpir los embarazos que probablemente produzcan hijos discapacitados o crónicamente enfermos es producto de una mentalidad nazi.

“En el siglo pasado, el mundo entero se escandalizó por lo que los nazis hicieron para purificar la raza. Hoy en día, hacemos lo mismo, pero con guantes blancos”, dijo Francisco, citado por las agencias de noticias ANSA, SIR y AP.

Un funcionario del Vaticano confirmó las declaraciones que, según el diario italiano La Stampa, tuvieron lugar cuando Francisco dejó de leer los comentarios que traía preparados en un discurso para el 25° aniversario de fundación del Foro de las Familias.

Alineado con la Iglesia Católica

Los comentarios del Papa fueron fuertes, pero se alinean con la postura de la Iglesia Católica, que siempre se ha opuesto sin rodeos a todas las formas de aborto o control de la natalidad, incluyendo el uso de condones o medicamentos anticonceptivos y la polémica píldora del día después. El Vaticano ha criticado con frecuencia el uso del aborto en fetos a los que se les dictamine síndrome de Down u otros defectos congénitos.

Argentina, país natal de Francisco, votó el jueves por una propuesta que legaliza el aborto en ese país. El mes pasado, Irlanda, uno de los países más católicos de Europa, votó para revocar una prohibición nacional al aborto. Una ley similar está en proceso en la Irlanda del Norte católica, la única parte del Reino Unido donde el aborto es ilegal.

El Vaticano también se volvió blanco de las críticas cuando invitó a la Santa Sede a figuras antiabortistas de alto perfil, incluido el economista y asesor de las Naciones Unidas Jeffrey Sachs, a una conferencia organizada por la Pontificia Academia de las Ciencias en noviembre pasado, en la cual se tocaron temas como el crecimiento de la población y el desarrollo sostenible.

Durante mucho tiempo, Francisco ha protestado contra lo que llamó la “cultura desechable” en términos de la forma en que los ancianos y los niños por nacer son vistos a veces como menos dignos, así como en términos de cosas materiales usadas brevemente y luego descartadas al medio ambiente.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje