CATALUÑA

El Parlamento catalán intentará por segunda vez investir a Jordi Sánchez

Si el Parlamento catalán no logra investir a un presidente antes 22 de mayo, se convocarán automáticamente nuevas elecciones en Cataluña.

El Parlamento catalán intentará por segunda vez investir a Jordi Sánchez.
El Parlamento catalán intentará por segunda vez investir a Jordi Sánchez.

El Parlamento catalán intentará evitar que deban repetirse las elecciones regionales del pasado 21 de diciembre y celebrará los próximos días un nuevo pleno para intentar por segunda vez investir como presidente regional al diputado Jordi Sánchez, quien se encuentra en prisión preventiva en Madrid desde octubre.

“Terminada la ronda de consultas con todos los grupos parlamentarios, propongo al diputado Jordi Sánchez como candidato a la investidura”, anunció el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, en su cuenta de Twitter.

Sánchez, expresidente de la Asamblea Nacional Catalana, ocupó el segundo lugar en la lista Junts per Catalunya (JuntsxCat) por detrás de Carles Puigdemont en las elecciones regionales del 21 de diciembre y este domingo aceptó ser candidato a la investidura.

“En plenitud de mis derechos políticos, acepto la responsabilidad, de Rogert Torrent. Sin violencia, sin ninguna renuncia, es hora de poder hablar de todo #llibertat”, manifestó el político que desde mediados de octubre está en prisión preventiva en Madrid procesado por delitos vinculados al plan independentista en Cataluña.

Su falta de libertad fue lo que frustró un primer intento de nombrarlo presidente a mediados de marzo. El candidato a presidente debe acudir al pleno de investidura y el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, no aceptó excarcelarlo con ese fin. Tras esa decisión el Comité de Derechos Humanos de la ONU aceptó recientemente un recurso presentado por el independentista que solicita a España respetar sus derechos políticos.

Ahora Sánchez está a la espera de la autorización de Llarena para poder asistir al pleno de investidura, que no está asegurada debido a la división interna de los independentistas. Sánchez cuenta con el apoyo de de JuntsxCat y Esquerra Republicana de Catalunya, pero la anticapitalista Candidatura de Unidad Popular (CUP) mantiene su decisión de abstenerse al considerar que el único modo de desafiar al Estado español es investir a Puigdemont, al que consideran presidente legítimo de Cataluña.

Sin el apoyo clave de los cuatro diputados de la CUP, Sánchez no obtendría ni la mayoría absoluta que requiere el primer intento de investidura y tampoco la obtendría en la segunda ronda, cuando se necesita una mayoría simple (más votos a favor que en contra).

Así la abstención de la CUP dejaría a la investidura de Sánchez en el aire. Teniendo en cuenta que por ahora Puigdemont puede delegar su voto, pero no así Toni Comín, la mayoría de JxCat y ERC sumaría 65 escaños, uno menos de los necesarios para ser investido con mayoría simple en segunda votación. Para lograr la investidura, Comín, que fue uno de los políticos que huyó a Bélgica junto al expresident, debería renunciar a su acta para que Sánchez consiguiera la mayoría necesaria.

Si el Parlamento catalán no logra investir a un presidente antes 22 de mayo, se convocarán automáticamente nuevas elecciones en Cataluña.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje