DIESELGATE

Tres años después de “Dieselgate”, VW falla las pruebas de contaminación

Los automóviles Volkswagen (VW) retirados y reparados después del escándalo de fraude de emisiones "Dieselgate", en 2015, siguen fallando en pruebas de contaminación del aire realizadas en Australia.

Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

La Asociación Australiana del Automóvil (AAA) probó un grupo de autos Volkswagen que pertenecían a los lotes del llamado “Dieselgate”,fuera del laboratorio y descubrieron que, aunque emitían menos que antes del escándalo, aún excedían los límites legales de Australia.

“El análisis de emisiones (…) descubrió que un vehículo diesel VW afectado (en el Dieselgate) consumía hasta un 14% más de diesel después del retiro, y aún emitía emisiones nocivas más de 400% más altas que los niveles observados en pruebas de laboratorio”, reza un comunicado de AAA.

La gigante automotriz alemana fue criticada mundialmente en 2015 cuando se descubrió que la compañía había instalado un mecanismo para mentir en las pruebas de emisiones de gases, en unos 11 millones de automóviles. El mecanismo aseguraría que el motor no contamine durante las pruebas hechas por reguladores y gobiernos, y luego le permitirá al automóvil reanudar la contaminación cuando la computadora de abordo se entere de que las pruebas terminaron. Los automóviles afectados emitían hasta 40 veces la cantidad legal de óxido de nitrógeno cuando se los sacaba del laboratorio.

VW niega todo

Según la AAA, los resultados indican que es más exacto realizar pruebas de conducción en condiciones reales que en entornos controlados, o sea que son más fidedignos los resultados si se hacen en la carretera.

VW rechazó lo afirmado por AAA y un portavoz declaró a a la agencia de noticias AFP que los autos actualizados “satisfacen los estándares de emisiones europeos y australianos”.

Hay mucho en juego para la automotriz con sede en Wolfsburgo, Baja Sajonia, que ya pagó US$31 mil millones debido al escándalo, pero son aún más altos los costos para la salud de los humanos y el medio ambiente.

El óxido de nitrógeno liberado por los motores de combustión a diesel se combina con el oxígeno en la atmósfera para formar dióxido de nitrógeno, que puede complicar o empeorar problemas respiratorios como asma y bronquitis, y en el medio ambiente puede causar lluvia ácida, según se explica en un artículo de la revista Scientific American de 2015 sobre el escándalo “Dieselgate”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje