EL PROFETA

Encuentran evidencia de la existencia de un profeta bíblico

Esta figura religiosa es venerada por los cristianos, los judíos y los musulmanes. Un sello encontrado en la ciudad santa podría confirmar que existió.

Foto: Ouria Tadmor / Eilat Mazar
Foto: Ouria Tadmor / Eilat Mazar

Un antiguo sello de arcilla descubierto en Jerusalén en 2009, durante excavaciones en la ciudad santa de Jerusalén, podría confirmar la existencia de un reconocido profeta, respetado por los cristianos, los judíos y los musulmanes.

Se trata de un sello que habría pertenecía al profeta Isaías, una de las más importantes figuras que predijeron la llegada del mesías -al menos en la biblia- y que también es altamente respetado en las religiones judía y la musulmana.

“Parece que hemos descubierto un sello, que pudo haber pertenecido al profeta Isaías, en una excavación científica y arqueológica”, dijo Eilat Mazar, del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

El sello contiene la palabra, Yesha’yahu, el hebreo para ‘Isaías’. La parte superior falta mientras que la parte inferior izquierda está dañada.

El Aleph

El medallón de arcilla tiene la segunda palabra con, ya que la mitad de arriba aún no fue hallada. Si el trozo faltante fuera la letra hebrea aleph, que se traduce como “profeta” en hebreo, podría tratarse de una pieza auténtica. Sin embargo, también existe la posibilidad de que la palabra podría ser una ubicación o el nombre de un padre.

“La pieza es de importancia crítica, y se necesitaría (la parte faltante) para confirmar que la segunda palabra en el título ‘profeta’ es un aleph”, dijo a National Geographic Christopher Rollston, profesor de lenguas semíticas en la Universidad George Washington. “Pero ningún aleph es legible en esta bula [sello de arcilla], por lo que la lectura no puede confirmarse en absoluto”.

Isaías aconsejó al rey Ezequías, que gobernó el área entre los siglos VIII y VII a.C. El sello fue encontrado en un sitio de excavación en la Ciudad Vieja de Jerusalén, en la base del muro sur del Monte del Templo. El área es un lugar sagrado para los cristianos. Judíos y musulmanes, y es el hogar de la mezquita de al-Aqsa y la Cúpula de la Roca.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje