RETROCESO

CIDH califica de “retroceso” decisión de Trump de mantener prisión de Guantánamo

“Ya hace mucho tiempo que Estados Unidos debía cerrar las instalaciones de Guantánamo, las cuales se volvieron un símbolo de abuso alrededor del mundo y socavaron los llamados de Estados Unidos a otros países para respetar los derechos humanos”, expresa el comunicado de la CIDH.

CIDH califica de "retroceso" decisión de Trump de mantener prisión de Guantánamo. Foto: CIDH
CIDH califica de “retroceso” decisión de Trump de mantener prisión de Guantánamo. Foto: CIDH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calificó de “retroceso” el decreto del presidente de EEUU, Donald Trump, de mantener abierta la prisión militar en Guantánamo, Cuba, con la posibilidad de llevar nuevos detenidos.

“La emisión de esta orden ejecutiva, que revoca la política previa del Estado de transferir a detenidos fuera de las instalaciones de Guantánamo, marca un claro retroceso”, dijo el presidente de la CIDH, Francisco José Eguiguren Praeli, a través de un comunicado.

El texto señala “que la continua detención indefinida de personas en Guantánamo sin el debido proceso es arbitraria y constituye una clara violación a normas internacionales”.

El organismo recuerda que monitorea la situación de derechos humanos de los detenidos y que desde su apertura en 2002 ha otorgado un número de medidas cautelares a favor de los enviados a la prisión militar.

A su vez señala que solicitó “repetidamente” autorización de EEUU para “visitar las instalaciones de la prisión militar”, sin éxito. Las diferentes peticiones fueron presentadas en 2007, 2011, 2013 y 2015, y todas fueron negadas. La prisión de Guantánamo fue abierta en 2002 para recluir a sospechosos de terrorismo, bajo la presidencia de George W. Bush (2001-2009), luego de los atentados contra las torres gemelas del 11 de setiembre de 2001.

El cierre de la cárcel fue una de las principales promesas del antecesor de Trump, Barack Obama (2009-2017), pero no pudo concretarlo antes de dejar el poder, entre otras motivos, por los límites que le impuso el Congreso y los problemas para que otros países aceptaran recibir a presos de Guantánamo, capturados por Estados Unidos fuera de su territorio y definidos como “combatientes enemigos”.

Tras la llegada de Trump la idea de cerrar la prisión fue cancelada y en enero el magante republicano confirmó que la mantendrá funcionando e incluso enviará nuevos reclusos.

“Ya hace mucho tiempo que Estados Unidos debía cerrar las instalaciones de Guantánamo, las cuales se volvieron un símbolo de abuso alrededor del mundo y socavaron los llamados de Estados Unidos a otros países para respetar los derechos humanos”, señaló Eguiguren.

El primer informe de Trump, lluvia de autoelogios

“La Comisión reitera su llamado a los Estados Unidos a cerrar el centro de detención en la bahía de Guantánamo lo más pronto posible, siguiendo las recomendaciones específicas contenidas en ‘Hacia el cierre de Guantánamo’ designado para alentar a los Estados Unidos a cumplir propiamente sus compromisos bajo la ley internacional de derechos humanos”, concluye el texto.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje