ITALIA

A dos semanas de las elecciones, las encuestan vaticinan la victoria de la coalición de Berlusconi

Berlusconi pisa fuerte en Italia de cara a los comicios legislativos del próximo 4 de marzo, a pesar de que no puede ser candidato por estar inhabilitado. Según las últimas encuestas su partido, Fuerza Italia, junto a la coalición de derecha creada con la xenófoba Liga del Norte y otras agrupaciones está cerca de alcanzar el 40% de los votos para formar gobierno.

A dos semanas de las elecciones, las encuestan vaticinan la victoria de la coalición de Berlusconi. Foto: EFE
A dos semanas de las elecciones, las encuestan vaticinan la victoria de la coalición de Berlusconi. Foto: EFE

Las últimas encuestas publicadas este viernes en Italia a dos semanas de las elecciones nacionales presentan al ex premier Silvio Berlusconi como el favorito y cerca de alcanzar el piso del 40% de los votos, necesario para formar gobierno.

Según un sondeo del instituto Piépoli publicado por el diario La Stampa, la mega coalición de derecha que incluye entre otros a Berlusconi y el partido de extrema derecha de Matteo Salvini, Liga Norte, los conservadores Fratelli d’Italia de Giorgia Meloni y la lista independiente Quarto Polo, lograría el 37% de los votos en los comicios del próximo 4 de marzo.

Lo que aún no ha definido la mega alianza es quién será su candidato a primer ministro. Berlusconi que pisa fuerte en la campaña electoral está inhabilitado a presentarse como candidato hasta 2019 por una condena por corrupción. Ante su situación persoal el ex premier propuso el nombre del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani para el cargo, mientras que Salvini de Liga Norte considera que la fuerza más votada dentro de la coalición elija quién será el premier. En caso de que sea la Liga del Norte sería él mismo el candidato.

Según las tres encuestas publicadas el viernes Forza Italia aventajaría a Liga Norte por 3%, por lo que Tajani es quien se perfila mejor para dirigir a Italia.

Por su parte el oficialista Partido Democrático (PD), que propone como candidato a primer ministro a su secretario general y jefe de gobierno entre febrero de 2014 y diciembre de 2016, Matteo Renzi, alcanza en la encuesta de Piépoli, una intención de voto del 24,5% que si logra el apoyo de los partidos de centroizquierda, podría llegar a un 29,3 %.

Esa última cifra no incluye a la última escisión del oficialismo, los “Libres e Iguales” del presidente del Senado, Pietro Grasso. Esta nueva fuerza mide 6.5% y si se suma a los centroizquierdias podría crear un escenario mucho más competitivo frente a la derecha.

Las encuestas muestran en tercer lugar al Movimiento Cinco Estrellas (M5E), la fuerza antisistema que sería las más votada en términos individuales con un 27%, pero quedaría detrás de la derecha y la centroizquierda debido a las coaliciones, y que ya anunció que no está dispuesto a integrar una coalición.

En caso de no haber un claro ganador en las elecciones, es decir alguna fuerza que alcance el 40% de los tovos, el presidente Sergio Mattarella podría intentar instalar una tecnocracia o coalición de Gobierno con amplio apoyo del Parlamento o, de lo contrario, repetir las elecciones.

Propuestas de la derecha

Berlusconi y Salvini unidos para lograr el gobierno se han manifestado de todas maneras en desacuerdo en algunos puntos. El ex primer ministro por ejemplo se mostró en desacuerdo con las propuestas de Salvini de volver a establecer el servicio militar obligatorio y cerrar las mezquitas. Para Salvini, “el islam es una ley, no una religión”, y esa ley es “contraria a los valores, derechos y libertades”.

Berlusconi recordó que “la Constitución italiana permite la libertad de culto”, aunque consideró que “las mezquitas tienen que ser lugares de culto y no zonas francas donde se hace propaganda”.

“Salvini, de vez en cuando, es un poco pirotécnico”, dijo político de 81 años.

Miles marchan contra el racismo en Italia

La movilización tuvo lugar después de que del ataque de un ultraderechista que disparó la semana…

Entre las propuestas del expremier figuran expulsar a 600.000 inmigrantes indocumentados porque los considera “una bomba a punto de estallar”.
Según dijo su país hoy no es xenofóbo pero va a serlo si no se detiene la llegada de extranjeros.

Berlusconi también se refirió a los “nini”, los jóvenes que no estudian ni trabajo y propuso establecer exenciones de impuestos para quienes los contraten. “Su vida es esta: se despiertan al mediodía, pasan las horas en su habitación jugando con la computadora, cenan y se van a la discoteca”, dijo Berlusconi, según informó Efe.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje