ARGENTINA

Gobierno argentino impulsa un cambio de doctrina que no culpabilice a los policías en casos de gatillo fácil

La ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich impulsa la reducción de la responsabilidad policial en casos de gatillo fácil en lo que llama una "nueva doctrina policial". “Vamos a invertir la carga de la prueba. Hasta ahora, el policía que estaba en un enfrentamiento iba preso", expresó.

Gobierno argentino impulsa un cambio de doctrina que no culpabilice a los policías en casos de gatillo fácil.
Gobierno argentino impulsa un cambio de doctrina que no culpabilice a los policías en casos de gatillo fácil.

“El policía actuó como debía. En cualquier país civilizado el Estado lo primero que se hace es darle la presunción de inocencia a su policía y no al revés”, afirmó este martes la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, al defender al policía Luis Chocobar, quien mató a un ladrón por la espalda mientras éste huía.

“Cambió la doctrina policial”, afirmó la jerarca en una entrevista con Radio con vos.

Bullrich criticó a quienes cuestionaron que el presidente Mauricio Macri hubiera recibido a Chocobar y distintas voces del gobierno lo hubieran puesto como ejemplo de “buen policía”.

“Chocobar actuó de acuerdo a todos los protocolos y manuales que hemos elaborado sobre doctrina policial”, dijo y afirmó que el video que muestra al policía disparando por la espalda está “mal editado y recortado”.

La ministra señaló que desde el organismo que dirige consideran los hechos como “una acción de cumplimiento de deber de un funcionario público”.

“Que el juez haga lo que quiera, nosotros, como política pública, vamos a llevar adelante la defensa de la policía en acción”, dijo e ironizó: “Si quieren, tenemos policías sin armas; vamos a ver cómo nos va: van a aumentar los delitos y crímenes”.

A su entender el caso de Chocobar “ratifica una mirada” del gobierno: “las fuerzas de seguridad no son las principales culpables en un enfrentamiento”.

“Estamos cambiando la doctrina de la culpa de la Policía. Y estamos construyendo una nueva doctrina: el Estado es el que realiza las acciones para impedir el delito”, subrayó.

Sobre la “nueva doctrina” adelantó que se incorporará al Código Penal mediante una reforma. “Vamos a invertir la carga de la prueba. Hasta ahora, el policía que estaba en un enfrentamiento iba preso. Nosotros estamos cambiando la doctrina y hay jueces que no lo entienden. Lo vamos a cambiar en el Código Penal. Vamos a sacar la legítima defensa para los casos de policías”, expresó.

“El policía actuó como debía actuar”, insistió y advirtió “no voy a dejar que se construya la doctrina de que el delincuente es la víctima. Es una política pública y punto. Es así”.

Por último consideró que “es un buen momento para discutir las armas inmovilizantes en la policía”, en referencia a la ya rechazadas en la Ciudad de Buenos Aires pistolas Taser, consideradas por organismos internacionales de derechos humanos como armas de tortura.

Repudio

Las declaraciones de la ministra fueron rápidamente rechazadas por dirigentes políticos de la oposición y referentes de organismos de derechos humanos, que la acusaron de promover el “gatillo fácil”.

El jefe del bloque del FpV-PJ, Agustín Rossi, calificó la señal de Bullrich como “horrible y peligrosísima”. Para Rossi las fuerzas de seguridad argentinas le están dando “licencia para matar” a la Policía, y agregó que el hecho de que el presidente Mauricio Macri haya conocido el video, que muestra que el agente disparó a corta distancia y por la espalda, antes de recibir a Chocobar, “no hace más que agravar la situación”.

Por su parte el diputado Leonardo Grosso adelantó que la denunciará penalmente a Bullrich “por injerencia e incitación a la violencia”. Grosso afirmó que “más allá de cómo instruya Patricia Bullrich al personal de seguridad, por encima de todo está la Constitución, los pactos y las leyes nacionales”.

El diputado nacional del Frente de Izquierda Nicolás del Caño también reaccionó a las declaraciones de la ministra y sostuvo que “son un aval a los fusilamientos por parte de las fuerzas represivas. Volvió a justificar los crímenes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel en los que ella tiene la mayor responsabilidad política”, criticó.

La ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich impulsa la reducción de la responsabilidad policial en casos de gatillo fácil en lo que llama una “nueva doctrina policial”. “Vamos a invertir la carga de la prueba. Hasta ahora, el policía que estaba en un enfrentamiento iba preso”, expresó.

Desde la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) difundieron un comunicado en el que denuncian que “la pena de muerte es ley de facto” en Argentina.

El texto agrega que la nueva doctrina de la que habló Bullrich ya se está poniendo en práctica al resaltar que “aplicó la misma tesis gubernamental a los prefectos que fusilaron por la espalda al joven mapuche Rafael Nahuel el 25 de noviembre pasado en el Lago Mascardi, y dejó bien claro que uno de los ejes centrales del ‘estado de excepción’ que venimos denunciando es la orden explícita a las fuerzas de seguridad de todo el país de disparar y matar en cualquier circunstancia, con la certeza de que sus jefes políticos los van a defender”.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje