RUSIAGATE

Trump desclasifica un informe secreto sobre la trama rusa y acusa al FBI de espionaje indebido

Trump acusó a las cúpulas del FBI y del Departamento de Justicia de manipular información para aprobar el espionaje a uno de sus asesores y desclasificó un informe secreto de los republicanos sobre la investigación de la trama rusa que probaría ese uso indebido del espionaje.

 

Trump desclasifica un informe secreto sobre la trama rusa y acusa al FBI de espionaje indebido.
Trump desclasifica un informe secreto sobre la trama rusa y acusa al FBI de espionaje indebido.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó este viernes a las cúpulas del FBI y del Departamento de Justicia de manipular información para aprobar el espionaje a uno de sus asesores y desclasificó un informe interno republicano que detalla supuestos abusos en la investigación del FBI y el Departamento de Justicia sobre la trama rusa que fue publicado luego por el Congreso.

“Los máximos líderes e investigadores del FBI y del Departamento de Justicia politizaron el sagrado proceso de investigación en favor de los demócratas y en contra de los republicanos, algo que hubiese sido impensable hasta hace poco. ¡Por fuera de las cúpulas, hay grandes personas!”, escribió el magnate republicano en su cuenta de Twitter.

Desde hace varios meses el Comité de Inteligencia de la Cámara baja y la comisión de Inteligencia del Senado investigan si hubo una conexión entre la campaña electoral de Trump con el gobierno de Rusia para boicotear a la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton.

A su vez una investigación paralela del FBI demostró varios encuentros secretos entre importantes miembros del equipo de campaña de Trump y funcionarios o enviados del Kremlin.

El informe

El informe desclasificado revela que las autorizaciones para espiar a una de las personas cercanas a Trump se hizo en base a un informe que contenía información falsa, y que había sido financiado, en parte, por el Partido Demócrata.

Según el documento el FBI habría aportado datos sesgados al juez que autorizó la extensión de las escuchas y vigilancia sobre Carter Page, uno de los asesores de política exterior de la campaña de Trump señalado por la investigación de la agencia de seguridad como un posible agente ruso.

La autorización llegó tras basarse un informante, el ex agente secreto británico Christopher Steele, quien había escrito un famoso dossier lleno de detalles sórdidos sobre Trump. El FBI y el Departamento de Justicia ocultaron al juez que Steele había sido contratado por los demócratas para recabar material perjudicial sobre Trump.

Rod Rosenstein, el “número dos” del Departamento de Justicia, que tenía autoridad sobre la investigación del FBI acerca de la trama rusa, fue quien solicitó un juez efectuar ese espionaje.

El memorando republicano acusa a Rosenstein y al FBI de no haber informado correctamente al juez que autorizó la vigilancia sobre los motivos para pedirla.

“Nuestra evidencia pone en duda la legitimidad y la legalidad de ciertas interacciones entre el Departamento de Justicia y el FBI con la Corte de Vigilancia de Inteligencia Externa, y representa un quiebre preocupante del proceso legal establecido para proteger al pueblo estadounidense de los abusos vinculados a este proceso”, alerta el informe del Congreso.

“Deduzcan ustedes lo que va a pasar”, respondió Trump cuando los periodistas le preguntaron si la publicación del informe republicano hará que despida a Rosenstein, o si todavía tiene confianza en ese funcionario.

Rechazo

Por su parte el FBI y el Partido Demócrata rechazaron la publicación del documento debido a que lo consideran incompleto y sesgado y con el objetivo de desacreditar la investigación de la agencia de inteligencia y el trabajo del fiscal especial Robert Mueller –el investigador responsable de las pesquisas por el escándalo ruso– con el único objetivo de evitar que se conozca la verdad.

A su vez los demócratas advirtieron que Trump puede usar la publicación del memorando para desacreditar o incluso despedir a Mueller, un despido que debe ser autorizado por Rosenstein. Según la advertencia demócrata el presidente podría querer deshacerse primero de ese funcionario y luego del fiscal especial.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje