BRASIL

Lula tras la ratificación de su condena: “No pueden arrestar nuestras ideas”

Lula da Silva desafió este miércoles la condena en su contra y afirmó que quiere ser candidato en las elecciones presidenciales de octubre. El exmandatario insistió con que la persecución judicial que vive es en realidad política y tiene como fin impedir su candidatura ante las encuestas que lo muestran como el favorito de los electores.

Foto: Ricardo Stuckert.
Foto: Ricardo Stuckert.

Poco después de que la Justicia brasileña ratificara, y aumentara de 9 a 12 años de prisión la condena por corrupción en su contra, Luiz Inácio Lula da Silva, líder del Partido de los Trabajadores, habló ante una multitud de simpatizantes que lo acompañaron en Sao Paulo en un acto en defensa de la democracia y afirmó que quiere ser ‘candidato a la Presidencia’ en las elecciones del próximo octubre.

“Todo lo hacen para evitar que yo pueda ser candidato, ni ganar, solo ser candidato. Pero la provocación es tan grande que ahora quiero ser candidato a presidente de la República”, afirmó.

La justicia brasileña ratifica la condena contra Lula da Silva y complica su candidatura

El expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, fue condenado este miércoles en segunda…

“No bajen la cabeza, no, no se queden con ‘dó de Lula’, no es la hora de renunciar, es de continuar la trayectoria que construimos en ese país, sólo tienen una manera de sacarme de las calles de ese país y es cuando me muera, este corazón viejo golpea, pueden estar seguro de que la lucha va a continuar”, manifestó.

Y aseguró que ellos, quienes lo condenaron, no pueden detener los sueños de libertad “no pueden arrestar las ideas, ellos pueden arrestar a Lula, pero las ideas ya están colocadas en la cabeza de la sociedad brasileña”, aseveró.

A su entender ese sector la de la sociedad y la prensa que lo condenó sin pruebas “no admite que un metalúrgico sin diploma haya pasado a la historia como el presidente que más construyó universidades en ese país. Son esas conquistas las que ellos juzgaron hoy”, consideró.

“La decisión la respeto porque es de ellos; pero lo que no acepto es la mentira en la cual se basaron para tomarla” dijo y volvió a desafiar a sus acusadores a presentar pruebas de que cometió un crimen. “Desafío a los tres jueces que me juzgaban a probar algún crimen que yo haya cometido, ese proceso está subordinado a la prensa brasileña”, dijo.

Mientras que sobre el resultado del juicio en segunda instancia aseguró que no lo dejó abatido: “Todo el mundo está viniendo a saludarme como si yo tuviera triste, deseándome fuerza, pero nunca tuve ninguna ilusión, el pacto entre el poder judicial y la prensa fue acabar con el PT, no se conformaron con el ascenso de los pobres”, explicó y aseguró “quien está en el banco de los acusados es Lula pero quien fue condenado es el pueblo brasileño”.

“Guerra jurídica contra Lula”

Por su parte uno de los defensores de Lula, Cristiano Zanin, afirmó que el tribunal de Porto Alegre “reforzó hoy (por ayer) que este proceso es parte de la guerra jurídica contra Lula para tornar inviable o perjudicar su actuación política….esta situación tiene un componente político muy fuerte”.

En conferencia de prensa junto al abogado australiano Joeffrey Robertson, que denunció los atropellos de Moro y las violaciones de las garantías de Lula ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Zanin no descartó llevar el caso a las cortes internacionales.

José Roberto Batocchio, otro integrante de la defensa del exmandatario equiparó al “verde oliva” de los militares que gobernaron durante la dictadura con el “negro de las togas” de los magistrados que persiguen a Lula, y propuso que en Brasil se institucionalice el juicio a los magistrados.

Personalidades mundiales firman manifiesto que denuncia que “una elección sin Lula sería una fraude”

El filósofo Noam Chomsky, el cantor Chico Buarque y la expresidenta argentina, Cristina Fernández…

“Lo que tenemos es una condena divorciada de las pruebas. Tenemos un gran vacío y una gran voluntad de condenar. Estamos cambiando los parámetros de la ley por los parámetros de la convicción”, manifestó.

E inistió “estamos ante una condena que desprecia las pruebas y que está fuera de la ley. Esto genera una gran inseguridad jurídica en este país”. En ese sentido adelantó “vamos a recurrir porque no aceptamos eso”.

“Lula no es una amenaza social, por lo que la posición es exagerada e innecesaria”, aseguró Batochio, quien se sorprendió de la “celeridad” del tribunal para juzgar el caso, apenas siete meses, y más cuando los autos ocupan “256.000 páginas”.

“La Justicia tiene que ser rápida, pero no puede ser rápida para unos y demorada para otros”, concluyó.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje