Imprimir

Preocupación y rechazo mundial ante el reconocimiento de Trump de Jerusalén como capital de Israel

Solo Israel celebra la iniciativa de Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital israelí y ordenar el traslado de su embajada allí. El movimiento palestino Hamás anuncia para mañana viernes "un día de la ira y el comienzo de una nueva Intifada llamada 'la liberación de Jerusalén'".

trump-jerusalen

Líderes y organizaciones de todo el mundo expresan su preocupación por la decisión de la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y trasladar la Embajada de EE.UU. de Tel Aviv a Jerusalén.

Solo Israel celebró y apoyó la decisión del magnate republicano que cumpli así con otra de sus promesas electorales. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, elogió y calificó como un “hito histórico” la medida anunciada por Trump.

Donald Trump reconoce Jerusalén como capital de Israel

Donald Trump reconoció a Jerusalén como capital de Israel pese a los pedidos en contra de líderes mundiales y el papa Francisco, y ordenó el traslado de la embajada de Estados Unidos en Israel…

A través de un video difundido en sus redes sociales dijo que cualquier acuerdo de paz con los palestinos debe incluir a Jerusalén como la capital de Israel e instó a otros países a seguir el ejemplo de Estados Unidos, algo que de momento no ha sucedido.

Por su parte el presidente de Israel, Reuven Rivlin, afirmó que la iniciativa tomada por su par estadounidense es “el mejor regalo” para el próximo 70.º aniversariodel país.

“No hay un regalo más apropiado y hermoso en vísperas del 70.º aniversario de la independencia del Estado de Israel”, escribió el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

Preocupación mundial

El resto de los países han manifestado su preocupación por las consecuencias que la decisión de Trump puede tener en la región. El secretario general de la ONU, António Guterres, manifestó que “el estatus final de Jerusalén es un problema que debe ser resuelto a través de negociaciones directas entre las dos partes sobre la base de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU, y teniendo en cuenta las aspiraciones legítimas de las partes palestina e israelí”.

Otros líderes mundiales como la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, el presidente francés, Emmanuel Macron, el presidente ruso, Vladimír Putin, los presidentes de la mayoría de los países musulmanes y Latinoamérica también manifestaron su rechazo y preocupación al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel.

Incluso otro aliado de Estados Unidos en la región como Arabia Saudita consideró irresponsable la decisión de Trump sobre Jerusalén e instó a la Administración estadounidense a cambiar su posición.

Este viernes se celebrará una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la decisión de EE.UU. de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

Palestina pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que obligue a EE.UU. a revocar su decisión de reconocer Jerusalén como la capital de Israel. En una carta enviada el miércoles la delegación palestina calificó este paso de la Administración estadounidense de “unilateral y provocativo”.

El movimiento palestino Hamás por su parte alertó que la decisión del presidente estadounidense de reconocer Jerusalén como la capital de Israel abre las “puertas del infierno”.

El Ejército de Israel anunció que enviará más fuerzas a Cisjordania tras la decisión del presidente de EE.UU. sobre Jerusalén.

“Luego de que el Estado Mayor [de Israel] examinara la situación de seguridad, se tomó la decisión de redoblar nuestras fuerzas en Judea y Samaria [así llama Israel a Cisjordania] con el envío de varios batallones”, expresa un comunicado.

“Nueva Intifada”

Los habitantes de los territorios palestinos mientras tanto ya comenzaron acciones de protesta contra la iniciativa de Estados Unidos. En este sentido, el líder del movimiento Hamás, Ismaíl Haniyé, llamó a una nueva intifada.

“Instamos a todas las personas libres de Palestina este viernes a participar en el “día de la ira” y declarar este día como el comienzo de una nueva intifada”, expresó.

“Mañana viernes 8 de diciembre será un día de la ira y el comienzo de una nueva Intifada llamada ‘la liberación de Jerusalén'”, expresó.

Y agregó que “el proceso de paz entre los palestinos y los israelíes fue sacrificado” y que por lo tanto “no habrá un acuerdo del siglo”.

Estados Unidos a su vez solicitó a Israel que modere su reacción a la decisión de la Administración del presidente Donald Trump de reconocer a Jerusalén como su capital, porque se espera una reacción violenta y “resistencia” ante la noticia.

Washington contempla la posibilidad de que la situación se convierta en una amenaza potencial para las instalaciones y el personal de la Embajada estadounidense en Tel Aviv. “Si bien reconocemos que darán la bienvenida públicamente a esta noticia, les pedimos que restrinjan su respuesta oficial”, expresa un comunicado del Departamento de Estado estadounidense.

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión