Imprimir

Papa Francisco: "La presencia de Dios también se llama rohingya"

El sumo pontífice mantuvo un encuentro con obispos de Bangladesh, y exhortó a los prelados a prestar atención a las necesidades de los jóvenes, y a la sociedad en general a tender una mano a los rohingyas.

El papa Francisco afirmó este viernes que “la presencia de Dios también se llama rohingya”, usando la palabra que se había convertido en una suerte de tabú por consejo de la iglesia de Birmania, y tras encontrarse en la capital bangladeshí con un grupo de esa minoría étnica musulmana perseguida.

“La presencia de Dios también se llama rohingya y que cada uno obtenga su respuesta”, dijo el sumo pontífice en italiano durante un encuentro con 16 miembros de esta etnia musulmana que vinieron desde los campos de refugiados de la provincia de Cox’ Bazar, en donde están asentados tras huir de la persecución que sufren en el vecino país Myanmar.

“Que nuestro encuentro de esta tarde pueda ser un signo claro del esfuerzo de los líderes y de los seguidores de las religiones presentes en este país por vivir juntos con respeto recíproco y buena voluntad. Que este compromiso, aquí en Bangladés, donde el derecho a la libertad religiosa es un principio fundamental, sea una llamada de atención respetuosa pero firme hacia quien busque fomentar la división, el odio y la violencia en nombre de la religión”, dijo Francisco en su discurso.

Por la diversidad religiosa

Foto: L'osservatore Romano

Foto: L’osservatore Romano

“Las diversas comunidades religiosas de Bangladés han abrazado este camino mediante el compromiso por el cuidado de la tierra, nuestra casa común, y la respuesta a los desastres naturales que han asolado la nación en los últimos años” dijo el papa, y agregó: “Pienso también en la manifestación común de dolor, oración y solidaridad que ha acompañado el trágico derrumbe del Rana Plaza, que sigue impreso en la mente de todos. En estas diversas expresiones vemos cómo el camino de la bondad conduce a la cooperación para servir a los demás”.

El máximo líder de la Iglesia Católica también mantuvo una reunión con la primera ministra del país, Shekh Hasina, en la Nunciatura Apostólica, ubicada en la capital Daca.

Posteriormente se trasladó hasta la Catedral de la ciudad para encontrarse con el Cardenal Patrick D’Rozario, arzobispo de Daca, y luego se reunión con miembros del comité organizador de la gira para luego oficiar una misa frente a unas 700 personas.

 

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión