BRASIL

Informe del Banco Mundial avala y recomienda las reformas de Temer “para bajar el gasto”

"Brasil gasta más de lo que puede y gasta mal", es la conclusión del Banco Mundial (BM) que elaboró un informe, a pedido del Gobierno de Temer, en el que recomienda eliminar la gratuidad de la universidad pública, reducir los salarios de los empleados públicos y acelerar la reforma previsional, como el camino para bajar el gasto.

Informe del Banco Mundial avala y recomienda las reformas de Temer "para bajar el gasto".
Informe del Banco Mundial avala y recomienda las reformas de Temer “para bajar el gasto”.

El Banco Mundial (BM) formuló una serie de recomendaciones al gobierno de Brasil para que baje el déficit fiscal. Según la institución, hay un riesgo de descontrol para el año próximo y de no haber medidas de austeridad, se pondría en duda el crecimiento económico del país

A través de un informe titulado “Un ajuste justo. Un análisis de la eficiencia y la equidad del gasto público en Brasil”, el BM propone entre otras cosas acabar con la gratuidad en las universidades públicas, reformar el sistema previsional, bajar los salarios a trabajadores estatales, cerrar hospitales y reducir la inversión en programas sociales.

“El concepto de derechos adquiridos debe ser revisado”, advierte el informe del organismo internacional que fue solicitado por el gobierno para justificar su programa de recortes presupuestarios.

Según el BM Brasil puede “promover la equidad a partir de un ajuste fiscal”, para dicho organismo “el gobierno gasta más de lo que puede y gasta mal”.

“El ajuste necesario de las cuentas públicas representa un gran desafío para el país”, asegura el jefe del BM en Brasil, Antonio Nucifora.

“Es preciso prepararse para un ajuste socialmente justo. Identificamos varios programas estatales que son bastante ineficientes y que en vez de reducir la desigualdad, contribuyen a aumentarla”, afirmó.

Recomendaciones

Entre otras cosas, el BM recomienda a Brasil establecer la privatización de la enseñanza universitaria. El documento sostiene que en la actualidad el 0,7% del PBI nacional es destinado a la educación superior y que debería limitarse lo que cada casa de estudios pueda gastar por estudiante.

“La gratuidad puede estar perpetuando la desigualdad”, señala el informe que plantea que se debe crear un sistema en el que el 60% de los estudiantes, aquellos que se encuentran en mejores condiciones económicas, paguen un monto por sus estudios que permita subsidiar al 40% de menos recursos.

Los estudiantes de ingresos medios y altos deberían tomar créditos durante sus años de estudio en las facultades públicas y comenzar a pagarlos una vez graduados, como un financiamiento bancario. El informe sostiene que cada alumno en una facultad privada cuesta unos 4.500 dólares por año, contra los 13.000 dólares calculados por el BM que cuesta “mantener” un alumno universitario para el presupuesto educativo.

El informe también critica el aumento del gasto público de las últimas dos décadas y ve con buenos ojos la polémica decisión del gobierno de Temer que lo congeló a partir de 2018 y por los próximos 20 años.

Dentro de las medidas que el BM considera imprescindibles se encuentra la Reforma Previsional que ya fue propuesta por el Gobierno y que a pesar del rechazo popular será sometida a votación en la Cámara de Diputados en diciembre.

El proyecto de ley de pensiones, propuesto por el Ejecutivo, será debatido por la cámara baja el 5 de diciembre, y la votación debe ocurrir el 6 o 7 del mismo mes. Según el diario brasileño O Globo, se trata de una operación delicada con la que el gobierno de Temer intenta ganar el apoyo del Congreso.

Temer ha alegado que la medida ayudará a controlar la deuda y la inflación.

Respecto a los programas sociales el BM recomienda en general “reformular e integrar” las distintas políticas en curso, ya que considera que su aplicación es “ineficiente” y propone achicar en un 1,3% del PBI el gasto social en la próxima década.

El texto cuestiona también “la gran cantidad de hospitales pequeños” y llama a fortalecer a las unidades básicas de salud y los hospitales grandes.En nombre de la “eficiencia” indica también achicar gastos en este área equivalentes al 0,3% del PBI.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje