Imprimir

Defensa de Rousseff solicitará la anulación del impeachment ante "nuevas pruebas" de que fue un proceso "ilegal e inmoral" de Cunha

La defensa de la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, pedirá este martes la anulación del "impeachment" que puso fin a su mandato, ante la prueba que confirma la compra de votos para la aprobación del juicio político.

Defensa de Rousseff solicitará la anulación del impeachment ante "nuevas pruebas" de que fue un proceso "ilegal e inmoral" de Cunha. Foto: Wikicommons

Defensa de Rousseff solicitará la anulación del impeachment ante “nuevas pruebas” de que fue un proceso “ilegal e inmoral” de Cunha. Foto: Wikicommons

El argumento de la solicitud de anulación se basa en la confesión del cambista Lúcio Funaro, quien aseguró ante la Justicia haber ayudado a comprar votos entre los diputados para destituir a la entonces jefa de Estado.

“Desde el inicio del proceso de impeachment la defensa de la presidenta elegida Dilma Rousseff ha sostenido que es nulo, en razón de decisiones ilegales e inmorales’ tomadas por Cunha y por todos los parlamentarios que querían evitar ‘la sangría de la clase política brasileña”, explicó en un comunicado el abogado de Rousseff, José Eduardo Cardozo.

“Quedó demostrado que el exdiputado Eduardo Cunha (expresidente de la Cámara de Diputados) compró votos de parlamentarios en favor del ‘impeachment'”, agrega el texto.

Funaro era uno de los cabecillas de la trama corrupta instalada en el oficialista Partido del Movimiento Democrático de Brasil y está preso por corrupción desde hace un año.

En sus declaraciones a la Procuraduría General de la República confesó haber entregado a Cunha un millón de reales (315.000 dólares) para que comprara votos entre los diputados con el fin de apartar a Rousseff de su cargo.

Cardozo solicitará incluir esa confesión en la petición de anulación que aun no ha sido juzgada por el Tribunal Supremo Federal.
“Entendemos que en defensa de la Constitución y del Estado Democrático de Derecho el Poder Judicial no podrá dejar de pronunciarse, determinando la anulación del ‘impeachment’ de Dilma Rousseff por notorio desvío de poder y por la ausencia de cualquier prueba de que haya practicado delitos de responsabilidad”, concluye el comunicado de la defensa.

Oficialmente los diputados autorizaron la apertura de un proceso de “impeachment” contra Rousseff en mayo de 2016 tras alegar que había cometido un delito al autorizar unas maniobras de maquillaje fiscal para esconder el déficit de las arcas del Estado.

Temer reconoce que el impeachment contra Dilma fue “una venganza” de Cunha

Michel Temer reconoció en una entrevista televisiva que el proceso de impeachment que destituyó a la mandataria electa Dilma Rousseff se gestó como un acto de venganza del ex titular de la…

Tanto Rousseff como su partido denunciaron siempre que eso era una excusa que escondía los verdaderos intereses: alejarla del poder. Desde el entorno de la presidenta constitucional se afirma la existencia de “golpe”, orquestado por Cunha y por su aliado Michel Temer para llegar al poder. El propio Temer reconoció hace pocos meses que el “impeachment” contra Dilma fue iniciado por una vengaza personal de Cunha contra ella y el Partido de los Trabajadores por no apoyarlo en una comisión de ética para investigar sobre supuestas cuentas suyas en Suiza.

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión