Imprimir

Gobierno de Puerto Rico se abre al cannabis y el cáñamo industrial

La isla caribeña podría pronto sumarse a la lista de países que ya comercian con el cáñamo de cannabis, una fibra que puede utilizarse en la fabricación de una gran variedad de productos. El aceite medicinal de cannabis ya es ampliamente usado.

Plantas de cannabis en una plantación en California. Foto: Pixabay

Plantas de cannabis en una plantación en California. Foto: Pixabay

La isla de Puerto Rico tiene una reciente legislación tendiente a la apertura, en temas de marihuana y cañamo, aunque no está del todo regularizada ni despenalizada. El Estado puertorriqueño ha demostrado que se toma el tema de la legalización de la marihuana con pragmatismo y claridad, aunque no dejan de mirar al narcotráfico como uno de los mayores flagelos de América Latina.

La cannabis medicinal sí puede ser recetada de forma lícita en casos muy específicos. De acuerdo con datos del Departamento de Salud, 8.446 personas debidamente registradas ya pueden acceder al aceite canábico medicinal en dispensarios, y el número de médicos certificados para administrar y manipular la droga es de 284. 14 condiciones médicas o padecimientos están aprobadas por dicho órgano para se tratados con cannabis: el dolor crónico, el desorden de ansiedad, la fibromialgia, la artritis y el cáncer son de las más comunes, y se calcula que el número de pacientes podría ascender a 300.00 en los años venideros.

17 dispensarios ya funcionan con todas las medidas de ley y ya hay 9 plantaciones de cannabis, 4 empresas de manufactura, dos laboratorios químicos y una empresa de transporte, y el Gobierno estudia más de 100 solicitudes de establecimientos de marihuana medicinal. Las inversiones del sector en la isla alcanzan los US$20 millones.

Cáñamo industrial, la materia prima del futuro

En la actualidad, el Parlamento puertorriqueño labora en darle forma y aprobar el Proyecto de Ley 1071, una modificación a la actual ley que regula el cannabis promovida por el Departamento de Desarrollo Económico y de Comercio.

Bajo los nuevos cambios se espera pueda activarse la comercialización del cáñamo industrial, una materia prima de gran potencial económico que ya se comercializa en decenas de países de todo el mundo. Los impulsores de la modificación a la ley consideran que el negocio con el cáñamo podría tener varios alcances positivos, como la creación de empleos y el surgimiento de nuevos emprendimentos del tipo PYMES o como grandes consorcios.

Actualmente, empresas como Ford y BMW usan fibra de cáñamo en al elaboración de partes para sus vehículos, lo que reduce el uso de plástico y aminora la huella de carbono en la producción de vehículos. De la misma forma, miles de compañías a nivel mundial prefieren usar cáñamo en la fabricación de ropa, envases descartables o reutilizables, piezas de maquinaria, muebles, y otros.

Las condiciones climáticas de Puerto Rico podrían propiciar una buena industria del cáñamo, pero todo depende de que la legislación en discusión llegue a buen puerto y no naufrague en el camino.

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión