DISCRIMINACIÓN

Denuncian “campos de concentración para homosexuales” en Chechenia

Un informe realizado por el periódico ruso de oposición "Novaya Gazeta" denunció la persecución e internación de personas homosexuales en supuestos campos de concentración.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

La homofobia es generalizada en Chechenia, una república de la Unión Soviética, sin embargo, una supuesta eliminación sistemática de gays en esa región del Cáucaso.

Una investigación del diario Novaya Gazeta, liderada por la periodista Elena milashina, sostiene que existen varias prisiones secretas: dos están en Grozny, la capital de Chechenia, y una en Argún -la primera encontrada-, donde según Milashina, “tenían a personas LGBT detenias, las golpeaban, torturaban y asesinaban”.

De acuerdo al reporte, está en marcha una campaña en la que más de 100 hombres gays han sido arrestados por las autoridades chechenas, y algunos de estos se encuentran desaparecidos. No se sabe si están presos, escondidos o fallecidos.

Un infierno para homosexuales

“Conocemos el nombre y apellidos de tres homosexuales asesinados, aunque nuestras fuentes aseguran que hay muchos más. Las autoridades lo saben, pero no han tomado ninguna medida”, dijo a la agencia EFE Svetlana Zajárova, portavoz de la Red LGBT Rusa.

Los testimonios de las víctimas son verdaderamente fuertes, ya que hablan de apaleamientos, encierros en condiciones infrahumanas, descargas eléctricas, violaciones anales con botellas, desapariciones y muertes.

Y es que la sociedad chechena considera a un homosexual como una vergüenza para la familia, y su orientación trae desgracia y gran vergüenza. Al estilo de algunos países de Medio Oriente, a veces son los mismos parientes quienes cometen crímenes de honor, para limpiar el pudor del apellido.

Ante las denuncias de Novaya Gazeta, la ONG rusa abrió una línea telefónica de emergencia en donde se pueden denunciar casos de abusos contra personas LGBTI. En esta ya se han recibido más de 40 solicitudes, llamadas de auxilio o mensaje con información sobre violación a los derechos de las personas sexualmente diversas.

“Nos han escrito desde Chechenia, otras regiones rusas y desde el extranjero. Por ellos, hemos sabido que uno de los dos centros de detención se encuentra en la localidad de Argún”, señala Zajárova.

Según quienes han llamado, en los recintos de tortura se encierran a los gays en pequeñas habitaciones en grupos de 20 a 30 personas, en mayoría junto a drogadictos o combatientes del autodenominado Estado Islámico. “Ni siquiera les dan de comer (. . .) y les obligan a delatar a otros homosexuales”, denuncia la ONG.

“Algunos son liberados solo después de pagar mucho dinero, y a otros los entregan a sus padres”, apuntó Zajárova. En algunos casos, su familia ha tenido que vender todo lo que tienen para recaudar el dinero pedido pues la policía chechena, altamente corrupta, les chantajean a cambio de información sobre la sexualidad de sus hijos.

“A algunos los golpearon hasta dejarlos medio muertos y se los devolvieron a sus familias como si fueran una bolsa con huesos. Sé a ciencia cierta sobre dos muertos”, dijo uno de los testigos a Novaya Gazeta.

Yelena Milashina entregó su informe -con datos exactos de fallecidos y torturados- al Comité de Instrucción Rusa, pero éste no ha abierto ninguna investigación al respecto.

“¿Por qué las autoridades no hacen nada? Estamos hablando de secuestros y asesinatos de ciudadanos rusos. La situación en el Cáucaso norte siempre fue mala para las minorías sexuales, pero nunca fue tan brutal”, concluyó.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje