Imprimir

Investigación contradice versión oficial sobre caso Ayotzinapa

Una investigación australiana publicada en la revista Science contradice las versiones oficiales del gobierno mexicano, y señala que no hay manera de que los cuerpos de los estudiantes fuesen calcinados en el basurero de Cocula, Guerrero.

Investigación contradice versión oficial sobre caso Ayotzinapa. Foto: Portal Somos El Medio.

Investigación contradice versión oficial sobre caso Ayotzinapa. Foto: Portal Somos El Medio.

Una investigación científica realizada por la Universidad de Queensland en Australia descartó la versión oficial del gobierno de México que señala que los 43 estudiantes desaparecidos en 2014 fueron incinerados en un basurero. El trabajo fue publicado en la revista Science y revela que se hubieran necesitado unas 27 toneladas de madera para quemar 43 cuerpos y aún así hubieran quedado restos de materia orgánica.

Los científicos realizaron un experimento en el que utilizaron cadáveres de cerdos en lugar de cuerpos humanos y encontraron que para un único animal de 70 kilos necesitaron 630 kilos de madera, y aún así el 10% de la carne no alcanzó a consumirse.

Como parte de la investigación quemaron cuatro cerdos a la vez, para comprobar si la acumulación de grasa corporal avivaba el fuego, pero contrariamente encontraron que el incendio disminuyó.

El trabajo fue liderado por el académico peruano, José Tornero, encargado de investigar incendios como el que provocó el derrumbe de las Torres Gemelas. Tornero visitó el basurero en el que supuestamente fueron quemados los estudiantes mexicanos y no observó rastros de un incendio masivo.

A su vez el experto sostuvo que en el caso improbable de que el cartel hubiera conseguido las 27 toneladas de madera, las llamas deberían haber dejado marcas en los árboles cercanos, por lo que concluyó que, al menos en ese lugar, no fueron quemados.

Caso Ayotzinapa

El 26 de setiembre de 2014 un grupo de alumnos de Ayotzinapa tomaron varios autobuses comerciales para viajar a una manifestación en la ciudad de México. Según la información oficial algunos estudiantes fueron asesinados con armas de fuego, otros escaparon y 43 fueron secuestrados. La fiscalía de México señala que los estudiantes fueron detenidos en Iguala, estado de Guerrero, por policías corruptos, quienes los entregaron a miembros del cartel Guerreros Unidos, que los mataron e incineraron sus restos en un vertedero de basura del municipio vecino de Cocula.

Sin embargo a casi dos años del hecho no hay evidencia científica que confirme que los jóvenes fueron quemados en el basurero. Así lo indicó anteriormente un grupo de expertos designados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) conocido como GIEI y luego el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que colaboró en la investigación a solicitud de los familiares de las víctimas. El GIEI instó por lo tanto a las autoridades mexicanas a “cambiar la narrativa” de lo ocurrido con los estudiantes, y los padres de las víctimas rechazan la versión oficial.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión