Día internacional de las viudas

Para ONU Mujeres el matrimonio infantil normalmente implica poner fin a la educación de una niña, su vocación y su derecho a elegir la vida que quiera; además de tener mayor riesgo de sufrir violencia por parte de su compañero en comparación con las niñas de la misma edad que se casan más mayores.

unnamed

Ser mujer en una organización social patriarcal siempre ha constituido una dificultad en lo que refiere las posibilidades del pleno desarrollo de las mujeres, sin embargo, en algunos países como consecuencia de sus tradiciones, religión, pertenencia étnica, preferencia sexo-afectiva o clase social las mujeres se enfrentan a mayores riesgos a ser víctimas de violencia, obtener educación, insertarse al mercado laboral o ser socialmente valoradas y reconocidas.

Uno de estos riesgos a los que se enfrentan las mujeres será el matrimonio infantil, el cual de acuerdo a ONU Mujeres alcanza al menos 700 millones de mujeres a nivel mundial, las cuales contrajeron matrimonio antes de los 18 años, y de estas más de una tercera parte se casaron con menos de 15 años de edad, situación que se profundiza al provenir de un grupo social de bajos recursos.

Para ONU Mujeres el matrimonio infantil normalmente implica poner fin a la educación de una niña, su vocación y su derecho a elegir la vida que quiera; además de tener mayor riesgo de sufrir violencia por parte de su compañero en comparación con las niñas de la misma edad que se casan más mayores.

No obstante, el matrimonio infantil va a tener otras consecuencias que pocas veces son señaladas y es que las mujeres al contraer matrimonio a temprana edad tienen menos posibilidades de estudio y trabajo, lo cual se resume en la dependencia absoluta a su cónyuge, lo cual va a constituirse como un riesgo adicional en situaciones de viudez.

Diversos países a nivel mundial principalmente en África y Asia al no contar con leyes que garanticen sus derechos y protección, aunado a las particularidades culturales en las que va a variar la valoración social de la mujer, ser viuda implica una de las situaciones más traumáticas para las mujeres. En estos casos al haber sido su lugar social otorgado por el hombre, la ausencia de este va a suponer que muchas mujeres pierden el respeto social, la posición que ocupaban y el patrimonio; siendo reducidas a condiciones de pobreza, violencia, falta de vivienda, enfermedades, abandono familiar, aislamiento y repudio social, así como, situaciones extremas como el asesinato al considerar que las viudas están malditas o se las asocia con la brujería.

En algunos casos para volver a lograr condición social, se espera que las viudas se casen con uno de los parientes de su esposo, a veces contra su voluntad; en otros la posición social no puede recuperarse por lo cual las mujeres se encuentran condenadas a vivir con el estigma y la vergüenza de la viudez y sometidas a condiciones de pauperismo por las limitaciones de acceso al trabajo, situación de calle e incluso la prostitución. En otros casos las mujeres son confinadas en templos religiosos viviendo de las limosnas que puedan recibir.

Es frente a este hecho que la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó en el año 2010 la conmemoración del Día Internacional de las Viudas con el propósito de visibilizar este problema social del cual son víctimas millones de mujeres a nivel mundial; concientizar sobre la necesidad de garantizar los derechos humanos de las mujeres, y exhortar a los Estados a generar políticas afirmativas que permitan la inclusión social de las viudas, además de promover su empoderamiento económico, el acceso a la tenencia de tierra, el empleo, los medios de subsistencia, la seguridad social, la atención a la salud y la educación.

Esther Pineda G.
Esther Pineda G.
Leé más de Esther Pineda G.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje