EN ARGENTINA

Narda Lepes sube foto a Instagram y provoca rechazo viral de ecologistas y veganos

Aunque pocos podrían pensar que la foto de una preparación culinaria para unos de los manjares más comunes en el Río de la Plata pudiera generar polémica aluvional, así fue.

“La nota de todo esto no es la nariz de un chancho, sino la violencia que tiene la gente”, dijo indignada Narda

La protagonista del fenómeno en las redes sociales fue la chef mediática Narda Lepes que provocó un revuelo viral, después de presentar en una imagen subida a Instagram la trompa de un cerdo en la olla, que se proponía cocinar.

La cabeza del cerdo, de la que en la foto se ve solamente la parte delantera, aparece en una olla con agua hirviendo, acompañada solamente por una frase: “Hola, mañana seré morcilla”.

De inmediato el registro pasó a Twitter, donde ecologistas y vegetarianos multiplicaron retuits, denunciando la “poca sensibilidad” de la cocinera, tanto o más que su “morbo” y lo “triste” del comentario. Más aún la conminaron a retractarse de su acción, que “estimula violencia” y “sacude la sensibilidad”, según los tuits más radicales. Sin embargo hubo también quienes reconocieron que la cuestión se estaba “inflando inútilmente” ya que “peores cosas se ven en una parrillada”. También hubo quienes defendieron a la cocinera, alegando que todo no pasaba de una simple cocción y de “la foto típica de cualquier asado”.

Narda se defiende de agresiones contra su familia

La chef televisiva debió no obstante salir al ruedo después que las amenazas contra su persona se transfirieron a su familia. “Que me insulten no tengo problemas, pero que le deseen la muerte a mi familia no. La mayoria de los comentarios han sido insultos, hay gente que está realmente loca, que es violenta y agresiva”, dijo indignada Narda, quien aseguró que muchos se “escudaron para defender los derechos de un chancho” buscando en el fondo agredirla a ella y su familia.

“De ese posteo no borré ningún comentario, todo lo de las puteadas, con los insultos incluidos no tengo ningún problema, pero sí borré los que agraden a mi familia”, puntualizó.

“La nota de todo esto no es la nariz de un chancho, sino la violencia que tiene la gente”, agregó, recordando que ella misma fue vegetariana dos años, y que su objetivo ha sido desde siempre concientizar al público sobre la alimentación. “Las morcillas se hacen así; los animales tienen cuero, cabeza, son cosas que la gente parece no querer saber y yo trato de mostrarlo”, concluyó.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje