*

Miercoles 16 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Cientos muertos

    Gobierno inglés pide disculpas por negligencias “espantosas” en un hospital

    La muerte innecesaria de “centenares” de pacientes en el Hospital de Staffordshire –en el centro de Inglaterra- fue reconocida por el gobierno, tras cinco investigaciones consecutivas, y el primer ministro David Cameron, pidió disculpas públicas por las “verdaderamente espantosas” condiciones en que el nosocomio público atendió a la gente.

    Jueves 07 de febrero de 2013 | 15:43

    Foto: AFP

    El primer ministro debió comparecer ante la Cámara de los Comunes, tras difundirse los resultados de la última investigación –la quinta- que se hizo sobre la muerte de cientos de pacientes, algunos incluso privados de agua y alimentos.

    La altísima tasa de mortalidad en el hospital, entre 2005 y 2008, llamó la atención de la estadística sanitaria británica que inició una investigación, incluso después que centenares de ciudadanos reclamaban por el mal trato que habían recibido.

    Médicos, enfermeras, y otros funcionarios del hospital enfrentan ahora cargos públicos que podrían llevarlos a la cárcel por el encubrimiento de errores propios o de sus colegas.

    Fallecieron entre 400 y 1.200 personas más que lo habitual

    Durante los tres años investigados, los casos de pacientes fallecidos superaron entre 400 y 1.200 al número estadístico previsto y aunque es imposible determinar cuántos habrían sobrevivido con mejor tratamiento o atención, resulta claro para los investigadores que hubo un sistemático abandono de los enfermos.

    “La gestión primó la consecución de objetivos económicos por encima de la calidad del servicio”, afirma el último informe que remarca “patéticos” estándares hospitalarios, así como el abandono en que se dejaba el servicio, sin que nadie dispusiera ninguna sanción por ello.

    Desde criterios aleatorios de las recepcionistas para aceptar o no ingresar a los pacientes, falta de entrenamiento por parte de las enfermeras para usar equipos, y hasta inexperiencia de médicos recién ingresados a los que se encomendaron pacientes críticos, de todo ocurrió en Staffordshire.

    Las recomendaciones para rehabilitar el hospital –que sigue funcionando- suman 290 y se reforzará el número de inspectores encargados de hacerlas cumplir.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario