Imprimir

Cadena hotelera paga a clientes para grabarlos teniendo sexo

El grupo de hoteles “Big Sister”, de Praga, inauguraron un servicio por el que pagan a sus clientes para que tengan sexo en sus habitaciones si estos acceden a ser grabados en video, los que son subidos a Internet.

Una de las habitaciones del hotel / Harklova

Se trata del primer hotel de estas características en Europa, y dispone de medio centenar de habitaciones temáticas y con cámaras instaladas en puntos estratégicos, lo que permite captar todas las instancias amatorias de los huéspedes.

Los clientes pueden concurrir con su propia compañía, o disponer de una dama en forma gratuita, de las que aparecen en el “booking” del hotel. Para beneficiarse con la gratuidad de la habitación –e incluso de la dama- deben firmar una autorización para que el acto sexual grabado pueda ser usado con fines comerciales.

El cangrejo detrás de la piedra

En República Checa, la prostitución está legalizada por lo cual se entiende que todo este tipo de servicios es absolutamente viable. El negocio al que apunta la cadena hotelera, es al reality show, montado ahora con vecinos, turistas, y todo aquel que permita ser filmado. Además del hotel gratis, los clientes reciben hasta 300 euros por una noche de grabación.

Autorización en mano, la grabación sube a la web. Quienes deseen ver lo que ocurre en esos cuartos hoteleros, deben  pagar unos 44 euros mensuales de suscripción. Los responsables de la cadena de alojamiento afirman que la iniciativa está teniendo amplio respaldo y que han llegado solicitudes para el servicio a exhibirse de prácticamente todo el mundo.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión