*

Miercoles 23 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Tecnología de punta

    Hollywood fracasa en la red WiFi para cubrir la ciudad y hay miles de reclamos

    Hollywood había planeado algo como lo que ocurre en las películas que produce: que la ciudad estuviera en la punta de la ola tecnológica y fuera toda cubierta por una misma red WiFi.

    Lunes 02 de julio de 2012 | 10:29

    La alcaldesa Linda Sherwood una de las más entusiastas propulsoras de la idea, concluyó confesando este fin de semana que “todo terminó siendo una decepción”.

    El fracaso es total ya que su administración debe ahora intentar recobrar el dinero invertido, mientras miles de usuarios protestan, no solamente porque no funcione lo prometido, sino porque la red tendida está estorbando la recepción de quienes se conectan a la web mediante el uso de otros servicios convencionales.

    Desde la alcaldía a los hogares

    El sistema que todos los residentes en Hollywood consideran un fracaso “total”, le ha costado a la alcaldía US$ 3,8 millones, una cifra relativamente menor, si se tienen en cuenta los juicios que decenas de vecinos amenazan echarle encima a la administración de no actuar inmediatamente. Aunque muchos ya han declarado que irán a los tribunales de cualquier modo, en tanto han tenido pérdidas importantes por confiar en un sistema que no funcionó jamás.

    La ciudad espera además que se le devuelvan cuando menos los US$ 856.197 que la compañía comprometió sería el ahorro mínimo por emplear sus servicios, algo asumido y documentado.

    “Fue una gran tentación. Uno lo ve y piensa WiFi gratis, perfecto. Pero solo aparece allí y es inútil”, comentaron autoridades que reconocieron la tentación que significó ahorrar millones principalmente en las lecturas de los contadores de servicios a la población.

    Ahora deben US$ 16 millones

    Los US$ 3,8 millones comprometidos para el servicio al público son solamente una parte de la ola comprometida: Hollywood ha tomado préstamos por US$16 millones para emplear la red WiFi como un sistema de ahorro revolucionario.

    La propuesta fue que los contadores de agua corriente, tuvieran un sistema automático de reporte: costó US$ 9,2 millones. Otro tanto ocurrió con el sistema de estacionamiento tarifado que reportaba on line a la central: costó US$3,1 millones. A ello se sumaba la red en la ciudad.

    Pero todo falló, según los técnicos debido a la falta de lugares para instalar los transmisores sin interferencia de señales por grandes edificios y torres.

    Mientras tanto quienes mantienen sus servicios de Internet por otras compañías están reclamando también que las antenas del “Wireless Hollywood”, aún cuando no pueden conectar a la red, interfieren constantemente en la recepción y envío de data.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario