Jueves 24 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Cartel de Sinaloa

    Fiasco: el detenido por México y EEUU no era el caponarco hijo del “Chapo”

    El operativo conjunto entre México y Estados Unidos, que acabó con la captura del hijo del “Chapo” Guzmán, el jefe máximo del cartel de Sinaloa y número 1 del narcotráfico mexicano, se ha transformado con las horas en el mayor fiasco en décadas: el detenido no es quien dijeron.

    Sábado 23 de junio de 2012 | 17:22

    Félix Beltrán León (izq) / AFP

    La DEA estadounidense, que se felicitó a si misma y a las autoridades mexicanas por la captura de Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo de Joaquín Guzmán Loera, “el Chapo Guzmán”, mantiene absoluto silencio después que se descubriera que todo ha sido una trama casi folletinesca.

    A semanas de las elecciones en México y en Estados Unidos, donde ambos presidentes esperan ser reelectos, y que en un primer momento vieron en la promocionada detención un logro destacado en su lucha contra el narco, ahora guardan también mutismo sobre las consecuencias de un error que algunos no dudan en marcar como inconcebible.

    Ahí les va el culebrón.

    Todo comenzó en la madrugada del jueves cuando un comando de élite de la Armada de México anunció que había capturado en Jalisco a Jesús Guzmán, de 26 años, alias “El Gordo” acompañado de otro joven de apellido Beltrán Ríos. A las 4 de la tarde, fueron presentados a la prensa en medio de una cantidad de rifles, armas corta, granadas, miles de dólares, supuestamente incautados a los detenidos.

    Los periodistas del Estado de Sinaloa, de inmediato pusieron en duda la identidad de quien había sido presentado como hijo del Chapo. Por su parte abogados de la familia Beltrán convocaban a una conferencia de prensa al día siguiente, lo que comenzó a hacer dudar a más de uno.

    En la conferencia un abogado que se presentó como defensor de Félix Beltrán León, afirmaba que su cliente, era quien había sido detenido como el “Gordo Guzmán” de forma errónea: presentaba la credencial electoral y un carné de conducir como pruebas.

    Mientras tanto en Sinaloa, la prensa del portal RíoDoce, informaba que sus fuentes confirmaban que “ninguno de los detenidos y presentados por la Marina es Jesús Guzmán”.

    Horas después en Guadalajara, otra abogada, representante legal de Beltrán apareció con la madre del detenido y apuntó a “una confusión o un montaje con fines electorales del Gobierno”.

    Ante tal revuelo la Procuraduria general emitió un comunicado donde negaba la identificación final del detenido y apuntaba que la “filiación inicial” fue confirmada por  Estados Unidos. El viernes a la noche la DEA filtraba en Washington su desmentido. Finalmente el gobierno mexicano reconoció su error.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario