Viernes 25 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Cómo recaudarlos, un enigma

    Los cuatro líderes de la Eurozona destinarán 130 mil millones para incentivos al desarrollo

    Las expectativas de una discusión prolongada cayeron al vacío: menos de dos horas duró la reunión entre los máximos dirigentes de Alemania, Francia, España e Italia que acordaron lanzar un plan de estímulo para la economía europea –una especie de Plan Marshall- por el cual se dispondrá de 130.000 millones de euros para incentivar la industria, calmar al mundo financiero.

    Sábado 23 de junio de 2012 | 12:47

    Foto: AFP

    Todo ello implicará un 1% del Producto Bruto Interno de los países de la Unión Europea, saldrá del bolsillo de los contribuyentes, e irá en definitiva a llenar las arcas de los bancos y las financieras.

    Los cuatro grandes, irán ahora con su propuesta a la reunión de Bruselas, la semana próxima donde los demás países, sin demasiadas alternativas, reclamarán algún punto de beneficio más o menos, pero terminará acatando lo que se les propone, afirman los entendidos.

    Alemania finalmente acepta abrir la mano

    “El tema del crecimiento y del empleo tienen que abordarse más enérgicamente, después de que nos hemos ocupado del pacto fiscal”, dijo la canciller alemana Angela Merkel, en lo que supone un cambio en el estricto plan de recortes que los alemanes intentaron imponer a todos los socios de la Eurozona.

    Los efectos más complejos del ajuste a los presupuestos, han sido los vinculados a la recesión y el desempleo, que sigue creciendo en los países periféricos de Europa y castiga ya duramente a España e Italia.

    Sin embargo los líderes de los países todavía fuertes no informaron sobre cual será el método para recaudar los 130.000 millones de euros que necesitan: advertir simplemente a la población de un aumento impositivo podría causar revueltas que nadie desea por estos días.

    Por tanto se han conformado con dar a entender, aunque sin confirmarlo, que será una tasa sobre las transacciones financieras, la que solventará el asunto.

    Sin embargo todos los financistas coinciden que la tasa no podrá ser puesta a funcionar de inmediato, ni tampoco parece ser suficiente en el corto plazo. Por tanto el camino de la financiación privada vuelve a abrirse para que los gobiernos endeuden aún más sus arcas con bonos a futuro.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario