Imprimir

Islamistas ganaron elección con 52%, pero militares retendrán el poder

Foto: AFP

La elección en segunda vuelta entre el iman Mohammed Mursi, un político de los Hermanos Musulmanes, con apenas el carisma que le brinda su condición de religioso de bajo perfil; y el general Ahmed Shafik, último primer ministro del derrocado Hosni Mubarak, puede haber sido muchas cosas, pero no atractiva.

Mursi y Shafik obtuvieran en la primera vuelta el 25 y 24 por ciento de los votos respectivamente.

Con la disolución del Parlamento, golpe “técnico” dado por los militares el viernes pasado ya que encomendaron al Tribunal Constitucional (integrado todo con jueces de la era Mubarak) la tarea de disolución, el pueblo egipcio parece convencido que viven como si nada hubiera pasado.

Islamistas en un triunfo sin poder

Los islamistas se atribuyeron el triunfo de las elecciones de este domingo pero los militares en el poder anunciaron pocas horas después que solamente otorgarán poderes limitados al nuevo Jefe de Estado.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, anunció además que tomará las prerrogativas del Poder Legislativo, cuya mayoría parlamentaria estaba en manos de los islamistas que habían ganado la elección.

El resultado oficial se conocerá el próximo jueves y desde varios estratos se acusa al oficialismo del general Shafik de estar intentando adulterar los votos para cambiar el curso del resultado.

Escrutado el 82% de los circuitos en la noche del domingo, el triunfo estaba en manos de Morsy, pero por un ajustado 52%.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión