Cooperación horizontal entre países pobres

Compras unificadas de medicamentos y producción propia de genéricos

Visto que no se puede esperar mucho de las transnacionales del medicamento, encontrar mecanismos para abatir el costo de los medicamentos antirretrovirales demanda mecanismos que habiliten producciones nacionales y cooperación entre países pobres.

Un intento en tal sentido es el que está llevando adelante el Grupo de Cooperación Horizontal, lanzado en 1996, que reúne hasta el momento a 21 países de América Latina y el Caribe y está abierto a la incorporación de otros de la región. Su actual secretaria técnica es la doctora Mabel Bianco, directora también de la Unidad Coordinadora-Ejecutora de VIH-Sida dependiente del Ministerio de Salud de Argentina.

“América Latina y el Caribe es una región poco importante para las agendas de la cooperación internacional, que tradicionalmente funcionó como cooperación vertical y tendió más a dividirnos que a juntarnos”, explica Mabel Bianco.

El Grupo de Cooperación Horizontal de América Latina y el Caribe es una instancia de pares, donde el lema es que ninguno es tan pobre como para no tener nada para ofrecer ni tan rico como para no necesitar recibir nada. Los países están representados por sus jefes de programas nacionales de Sida. Pese a su carácter técnico, tiene respaldo político de los respectivos Ministerios de Salud.

Desde el comienzo, el Grupo tuvo un entrecruzamiento con las redes comunitarias de la región, que participan en sus reuniones. Del 6 al 9 de noviembre de este ano coincidirán en el Foro 2000, que se realizará en Río de Janeiro.

DIAGNOSTICO REGIONAL

El gran proyecto regional del Grupo es una encuesta voluntaria para evaluar la situación tanto del acceso al tratamiento como de su costo. Hay una gran diversidad, sea porque las leyes obligan o no a dar los medicamentos, porque ha habido movimientos de las personas que viven con VIH y sus organizaciones (acciones legales, amparos) que obligaron a su provisión por el grado de desarrollo de los servicios de salud.

“Entre 1998 y 99 la mayoría de los países que están comprando medicamentos en cantidad –Brasil es el mayor porque está cubriendo alrededor de 80.000 personas, que es el 100 % de la población que lo demanda– han conseguido disminuir los costos casi en un 50%. Comparando en base a un modelo de tres drogas para toda la región, mientras que Brasil en 98 estaba en 7.500 dólares por ano y por persona, en Argentina eran 9.000, y en Cuba 15 o 16.000. Para el 99 Brasil consiguió bajar a 5.000 y Cuba a 12.000, pero en Argentina aumentó un poco. Tenemos que tener alguna política común, de colaboración entre nosotros para bajar el precio de los medicamentos”, advierte Bianco.  

FONDO ROTATORIO  

Uno de los mecanismos que está estudiando el Grupo es un fondo rotatorio, que no sólo incluiría antirretrovirales: también insecticidas, antitubercolostáticos, antimalaria y antilegmaniasis. En la ultima asamblea de la OPS (setiembre de 1999) se aprobó su creación, que empezaría como proyecto piloto con Brasil. Funcionará la compra unificada por parte de la OPS, que luego se distribuirá a los países.

“Uno de los problemas que tiene este mecanismo es que impide trabajar con genéricos; hay que ir a los laboratorios originales porque esa es la forma de manejo de los fondos rotatorios. Como no podemos quedarnos sólo en ese camino, estamos trabajando en el desarrollo de genéricos. Brasil, Argentina y México son los países de la región que cuentan con infraestructura de laboratorios. Los dos primeros ya están trabajando en la producción de genéricos, México aún no”, informa Bianco.

“No hay que olvidar que la industria farmacéutica está compuesta por empresas muy fuertes que ven a la salud como un negocio lucrativo, y no va ha haber rápidamente una reacción. La comunidad científica y la de las personas que viven con VIH-Sida tienen que empezar a tomar conciencia de que no tenemos que absorber el paradigma de los tratamientos tal como lo vimos en las conferencias del norte. No puede haber recetas únicas. Fuimos a Vancouver y dijeron el cóctel, volvimos y lo reclamamos. Fuimos a Ginebra y dijeron la reducción de danos; volvimos reclamando jeringas. También allí se dijo amamantamiento no, leche sustituta. Claro, es la sede de Nestlé. Hay que encontrar otros modelos y escuchar las voces disidentes. Si no lo hacemos, el norte nos seguirá diciendo lo que tenemos que hacer, y eso es otra forma de colonizarnos”.

EMPRESARIOS EN LA MIRA

El Grupo de Cooperación Técnica Horizontal tiene algunos otros proyectos, como el de trabajar con los empresarios en general para que entiendan que, medicación mediante, la gente puede seguir una vida útil de por ahora 10, 12, 15 anos o más, durante los cuales puede coservar su trabajo, el que a su vez les garantiza acceso a la seguridad social y a los medicamentos.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje