BASTA YA

Día Mundial de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

Según estima la OMS de continuar así 68 millones de niñas podrían convertirse en nuevas víctimas antes de 2030,

Día Mundial de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina .
Día Mundial de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina .

La Asamblea General de la ONU declaró el 6 de febrero como el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina (MGF).

La MGF comprende todos los procedimientos consistentes en alterar o dañar los órganos genitales femeninos por razones que nada tienen que ver con decisiones médicas.

Su práctica es considerada una tortura basada en una extrema de discriminación hacia las mujeres y niñas y hay consenso mundial en catalogarla como una de las más graves violaciones de los derechos humanos, sobre todo de los derechos de las niñas.

Es una práctica que suele ejercerse sobre los cuerpos de menores edad y que afecta el desarrollo, por lo que se convierte en un claro obstáculo para la libertad y la autonomía de las mujeres de todo el mundo y, por ende, en un impedimento para alcanzar la equidad de género.

Actualmente, a pesar de que está prohibida en la mayoría de los países, se sigue practicando y se concentra en 29 naciones de África y de Oriente Medio, aunque es un problema universal que también existe en India, Indonesia, Iraq y Paquistán, así como entre algunas comunidades indígenas de Latinoamérica, como la de Emberá en Colombia.

Según la ONU la prevalencia de la mutilación entre niñas y mujeres de 15 y 49 años alcanza el 98% en Somalia, el 97% en Guinea, el 93% en Yibuti y el 87% en Egipto.

La Iniciativa Spotlight, un proyecto conjunto de las Naciones Unidas y la Unión Europea para eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y la niñas, también se suma a conmemoración de este día.

Spotlight se ocupa principalmente de la violencia sexual y de género, que incluye la mutilación genital femenina, en el África subsahariana.

Poner fin antes de 2030

Según UNICEF, más de 125 millones de niñas y mujeres vivas hoy día han sido sometidas a dicha práctica, y 30 millones de niñas corren el riesgo de serlo.

Para la OMS si la mutilación genital femenina se sigue practicando al ritmo actual en los países donde es prevalente, 68 millones de niñas podrían convertirse en nuevas víctimas antes de 2030.

Por ese motivo el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 5, Igualdad de género, incluye entre sus metas “Eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina”.

Para este año la OM quiere poner especial énfasis en combatir la creciente creencia de que sustituir prácticas de mutilación tradicionales por otras similares en manos de trabajadores sanitarios es menos dañina, equiparándola en cierto modo y erróneamente con la circuncisión masculina.

Los empleados de la sanidad “nunca deben someter a niñas o mujeres a mutilación genital”, y aquellos que lo hacen “están violando sus derechos humanos”, afirma la organización.

Se trata de una práctica que tiene como objetivo eliminar el placer sexual de la mujer, “no tiene justificación médica alguna, sólo causa dolor, y jamás debe practicarse”, asevera la OMS.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje