INDIGNACIÓN

Argentina: Al margen de la ley le hicieron cesárea a niña de 12 años violada

El ministerio de Salud de Jujuy y las autoridades hospitalarias resolvieron hacerle una cesárea a la menor, a pesar de la solicitud de la familia de practicarle una interrupción del embarazo, como dice la normativa vigente.

Argentina: le harán cesárea a la niña violada para "salvar" al feto. Foto ilustrativa.
Argentina: le harán cesárea a la niña violada para “salvar” al feto. Foto ilustrativa.

El derecho al aborto vuelve a ponerse sobre la mesa en Argentina ante un nuevo caso de violación a una menor y un embarazo producto de esa violación.

Una nena de 12 de la provincia de Jujuy fue violada por un vecino de 58 años. Al enterarse del embarazo, ella y su familia solicitaron la Interrupción Legal del Embarazo en el Hospital Guillermo Paterson, de la localidad de San Pedro, amparadas por la ley que establece la violación como una de las causales para el aborto no punible, pero se enfrentaron a la negativa de los médicos objetores de conciencia.

La familia de la nena junto a la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito denunciaron la situación que tomó estado público y despertó un enorme debate en el país.

Finalmente la nena fue trasladada al Hospital Materno Infantil, en la capital provincial, porque de acuerdo al protocolo los embarazos en menores de 15 años deben recibir atención en ese hospital. Pero el traslado demoró cinco días.

Al final, la decisión tomada fue la de realizarle una cesárea a la menor y sacar al feto para mantenerlo con vida, en total oposición al protocolo y legislación vigente desde el año 1921. La intervención se realizó en el Hospital Materno Infantil en San Salvador de Jujuy. 

El ministro de Salud de la provincia, Gustavo Bouhid, argumentó que debido al avanzado estado del embarazo (24 semanas) no se podía tomar otra medida, sin embargo, también dijo que buscaban que el feto sobreviva lo que, en los hechos, implicó un parto por medio de cesárea.

Repudio generalizado

A través de un comunicado la Campaña por el Derecho al Aborto acusó al director del hospital, Marcelo Villa, por demorar la interrupción legal del embarazo de la niña que, “lejos de ser asistida y acompañada se encuentra siendo revictimizada y evaluada por la moral del equipo médico que debiera estar a su servicio”.

El ministerio de Salud provincial manifestó en un comunicado que el aborto se hiciera en “cumplimiento con la legislación vigente y el Fallo de la Corte Suprema de Justicia “FAL”.

Luego el ministro de Salud jujeño, Gustavo Bouhid, dijo este jueves que “dada la avanzada edad gestacional (24.5 semanas en la ecografía realizada en el HMI), se decide que el método de proceder será cesárea”.

“El hospital ha decidido cumplir con la medida médico-legal ordenada por la Justicia de la manera más segura para esa madre de 12 años que está en riesgo, tratando de tener la posibilidad de salvar al niño (sic) en el hospital de mayor complejidad de la provincia, con la mejor neonatología de Jujuy”, expresó.

Desde la Fundación Huésped emitieron un comunicado contra de la decisión del gobierno jujeño: “La interrupción legal del embarazo en nuestro país es legal por 3 causales. En este caso se cumplen dos: violación y riesgo de vida de la madre. Obligar a parir a una niña violada es torturarla y revictimizarla”.

Por su parte Stella Maris Manzano, especialista en Tocoginecología y Medicina Legal, y médica del fallo F.A.L recordó en entrevista con Futurock que “el Código Penal establece que por debajo de los 13 años no vale el consentimiento, entonces ya no es que hubo un presunto delito, hubo un delito. Estamos hablando de una violación, por lo que le corresponde sin lugar a dudas el derecho a abortar”.

En Salta, Argentina, le impiden abortar a una nena de 10 años violada por su padrastro

La niña fue violada por su padrastro pero un decreto de 2012 no le permite interrumpir embarazo…

En cuanto a la decisión del ministerio de Salud jujeño dijo que “la cesárea no es un método para hacer abortos, es para hacer partos”. La Organización Mundial de la Salud, dijo, habla del “aborto con pastillas, la aspiración uterina, el legrado evacuador o la dilatación y extracción, no habla en ningún momento de hacerle un tajo de 10 a 12 centímetros en el abdomen a una mujer o menos que menos a una niña para sacar un feto que no va a vivir”.

Manzano insistió en que lo que van a hacerle no es un aborto, sino “una cesarea super prematura en la que van a dañar a dos personas: a la nena que no quería tener un hijo y al feto que lo están madurando en un intentona de que nazca, aunque los médicos sabemos que de los nacidos a las 24 semanas apenas sobrevive un 30 por ciento”.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje