CONSTRUCCIÓN CULTURAL

Escritora mexicana: “Es hora de que los hombres hablen de machismo”

"Necesitamos que los hombres empiecen a crear su propia narrativa, que empiecen a discutir el machismo entre ellos", consideró la autora del libro "#EllosHablan", que recopila testimonios de los hombres sobre la construcción de su masculinidad alrededor de una visión patriarcal familiar.

Escritora mexicana: “Es hora de que los hombres hablen de machismo"
Escritora mexicana: “Es hora de que los hombres hablen de machismo”

La escritora y periodista mexicana Lydia Cacho presentó su nuevo libro “#EllosHablan”, a través del cual apuesta a promover que los hombres comiencen a hablar del machismo.

“Necesitamos que los hombres empiecen a crear su propia narrativa, que empiecen a discutir el machismo entre ellos”, dijo en diálogo con la agencia Efe.

En su libro la autora da voz a hombres de entre 15 y 70 años para que ellos mismos revelen las vivencias de su infancia y la construcción de su masculinidad alrededor de una visión patriarcal familiar.

“Fue una sorpresa encontrar tantos vínculos entre unos y otros”, dice Cacho, para quien resultó revelador en su investigación observar “el sufrimiento con el que (los hombres) comienzan a explorar, tal vez por primera vez en su vida, el machismo”, al cual la escritora define como una fórmula cultural y estrategia educativa basada en el poder y la violencia.
La autora considera necesario que se de este debate masculino para ampliar el diálogo social sobre el machismo.

“Son las voces de los hombres las que nos van a permitir abrir un diálogo distinto y también, creo, sanar a la sociedad”.

“El machismo es una prisión bajo tierra”

Cacho considera que muchos hombres han sido educados para ser misóginos tanto en su exterior como en su interior y también para “matar su sensibilidad” para que no sean excluidos del llamado mundo masculino y ser calificados de “poco hombres” u homosexuales, como un agravio.
Para Cacho las voces masculinas en “#EllosHablan” muestran que los hombres sufren por igual un machismo avasallador que los coloca en la disyuntiva de reproducirlo o cortarlo en sus propias familias.

“El machismo es una prisión bajo tierra; millones la vivieron así”, consideró y reveló que al relacionarse con varones a lo largo de su vida pudo observar el miedo y el sufrimiento que acumulan muchos de ellos.

Y afirma que, a diferencia de las mujeres, que socializan el dolor aun sabiendo que recibirán burlas, los hombres se encierran en sí mismos por miedo a no ser aceptados en el mundo masculino o ni siquiera en un club social.

“Las mujeres sí socializamos el dolor; si nos pasa algo lo hablamos a pesar de que sabemos que vamos a ser humilladas, y los hombres no se atreven porque le tienen mucho miedo al dolor”, explicó.

Y precisó que según su experiencia personal y la investigación de su libro, los hombres suelen ser más proclives a hablar y abrirse ante mujeres, debido a ese temor de verse rechazados por otros hombres.

“Creo que los hombres tienen un llamado urgente”, a iniciar ese debate, dijo.

“Las feministas llevamos décadas intentando acompañar a los hombres a cambiar”, agregó.

Para la escritora, los efectos de llevar el debate del machismo al espejo de los hombres contribuye no solo a generar nuevas generaciones de padres y madres, sino también a documentar temas como los feminicidios y la violencia de género.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje