derechos humanos

Director de Amnistía Internacional: Penalizar el aborto es violencia contra las mujeres

Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional, insta a Argentina y a otros países latinoamericanos a reformar sus legislaciones, y advierte que los derechos humanos se han deteriorado en toda la región.

Salil Shetty,
Salil Shetty, director de Amnistía Internacional. Foto: Twitter/SalilShetty

Las “draconianas políticas” de aborto de América Latina han provocado la muerte innecesaria de miles de mujeres, asegura el secretario general de la organización Amnistía Internacional, Salil Shetty, mientras pide un impulso decisivo para la legalización del procedimiento en toda la región.

“La criminalización del aborto es una forma extrema de violencia contra las mujeres. No reduce los abortos, solo los hace inseguros”, dijo Shetty al periódico británico The Guardian en Buenos Aires después de reunirse con el presidente de Argentina, Mauricio Macri.

Shetty también advirtió que la polarización social, el declive económico y un creciente desencanto con la democracia han llevado a una crisis de derechos humanos en toda la región, los cuales se han deteriorado.

“América Latina siempre se vio como avanzada en derechos humanos en comparación con Asia o África, pero ahora todo ha ido muy atrás”, aseveró. El enfoque de su reunión con Macri fue el aborto, que sigue criminalizado o restringido en todos los países de América Latina, excepto en Cuba y Uruguay.

El aborto como delito en América Latina

Argentina discute en estas semanas si se procede con la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo. Seis países prohíben el aborto bajo cualquier circunstancia y sin excepción alguna, mientras que otros nueve lo permiten solo cuando la vida de la mujer está en peligro.

Shetty argumentó que la prohibición del aborto solo empuja a las mujeres a buscar clínicas clandestinas inseguras e insalubres, una de las principales causas de mortalidad materna.

“En los últimos 25 años, más de 3.000 mujeres han muerto solo en Argentina como resultado de procedimientos clandestinos”, dijo, y añadió que “a medida que avanza el debate, las mujeres se están muriendo”.

Macri se opone personalmente al aborto pero ha dado libertad absoluta a los legisladores de su partido Cambiemos para que cada uno tome la decisión de si votar a favor o en contra de la despenalización.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje