OBSTETRICIA

¿Por qué las mujeres dan a luz acostadas? La razón es espeluznante

Las aborígenes paren de cuclillas, una forma mucho más cómoda y natural que reduce el esfuerzo necesario y hace la labor menos dolorosa. ¿Por qué las mujeres paren de espaldas y con las piernas hacia arriba?

Los taburetes de parto se usaban comunmente en el siglo XIV. Foto: Wikimedia Commons
Los taburetes de parto se usaban comunmente en el siglo XIV. Foto: Wikimedia Commonsg

El parto en posturas alternativas hoy en día se practica en muchos hospitales, y tiene diversas ventajas; en cuclillas, de rodillas, o apoyarse en las manos y las rodillas, en lugar de tumbarse boca arriba… Los rayos X han demostrado que la salida pélvica se ensancha cuando se pone en cuclillas o en las manos y las rodillas, lo que ayuda a acortar la labor de parto.

La evidencia sugiere que acostarse de espaldas -la llamada “posición obstétrica”- durante el parto prolonga el trabajo, aumenta el dolor y retrasa las contracciones, sin embargo, la mayoría de las mujeres en la mayoría de países occidentales dan a luz en esta posición.

Entonces, ¿cómo es que las gestantes terminan dando a luz en esta posición tan poco recomendable? Bueno, la respuesta es básicamente espeluznante y radica en el capricho de un rey francés del siglo XVII.

Las primeras representaciones de nacimiento muestran mujeres dando a luz en posiciones distintas a acostarse sobre sus espaldas. Revista Americana de Salud Pública
Las primeras representaciones de nacimiento muestran mujeres dando a luz en posiciones distintas a la acostada sobre sus espaldas. Foto: Revista Americana de Salud Pública

Por puro gusto

La posición de espaldas se ha generalizado en la cultura occidental durante los últimos 200 años, y el rey Luis XIV es el culpable.

“Antes del reinado de Luix XIV, la historia registrada del parto indica que las posturas verticales de nacimiento se usaban más ampliamente”, escribió la profesora Lauren Dundes en el American Journal of Public Health.

Desde entonces la posición ha dominado en la mayoría de partos del mundo a pesar de sus desventajas. Todavía se usa hoy en día en las culturas occidentales, todo porque hace cientos de años a un espeluznante rey voyeurista le gustaba ver el momento exacto en que sus hijos venían al mundo.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje